jueves, 17 de marzo de 2011

Hoy quiero confesar...

...como decía la Pantoja. Sí, hoy, cuando faltan unos días para que llegue la primavera y nos altere más los cuerpecillos, quiero confesar que ha salido mi lado mediterráneo y que mentí como una bellaca en este post. Y lo hice porque no ha sido sólo uno, sino tres más los calorreos que me he echado al cuerpo y, posiblemente, caiga un cuarto. Tras la serie original de Elisa, seguí con la segunda parte (en italiano sin subtítulos), con la tercera (La figlia di Elisa-Ritorno a Rivombrosa) y con un disparate titulado Terra Ribelle. En fin, sobredosis de maromeo, calorreo e historias culebroneras a la par que con gancho. La mejor fue, sin duda, Elisa di Rivombrosa. En la siguiente parte suceden cosas inesperadas, sale Antonio Cupo, un actor canadiense de origen italiano muy guapo, pero más soso que un pan sin sal (diría que hasta mal actor). Está claro que una cara bonita no es suficiente.




Mi personaje favorito, el doctor Ceppi (Cesare Bocci), adquiere aquí más protagonismo, y yo encantada de la vida.


En La figlia di Elisa, la pareja protagonista llega a ser hasta cursi. Cuando veía a Giulio Berruti, el guapo de turno en fotos, me temía un chasco como el de la segunda parte. Pero no: el chaval, dentro de que es un tipo físico que no me mata (me hubiera matado hace veinte años), lo hace bien. Al menos expresa los sentimientos como debe hacerlo un actor.


Además de los jóvenes amantes que tienen que luchar contra viento y marea por su amor, aparecen aquí personajes de las dos primeras partes veinte años después, concretamente Martino (Paolo Seganti), Emilia (Valentina Pace) y alguno más que no digo por si alguien quiere ver las series.




Para variar, a mí me termina gustando más algún secundario. Si en las dos primeras partes fue el doctor Ceppi, en las aventuras de la hija de Elisa y Fabrizio será un teniente francés, Aldo Corsini (Giorgio Marchesi), y su relación con una sirvienta de Rivombrosa, Dorina (Noemi Smorra). A lo mejor, visto así, no dice nada, pero hay que contemplarlo en acción.





Siguiendo con el calorreo, se me ocurrió tragarme Terra Ribelle, una coproducción italo-argentina. Bastante peor que las anteriores, la acción se desarrolla a finales del siglo XIX, recién producida la unificación italiana. El lugar en el que ocurren los hechos es La Maremma, una región salvaje que recuerda mucho al oeste americano en los paisajes, los vaqueros, los asaltadores de caminos, las chicas de vida alegre... La historia es, a grandes rasgos, la siguiente: dos hermanas nobles, Luisa (Sabrina Garciarena) y Elena (Ana Favela), llegarán a la Maremma a fin de que una de ellas se case con un rico heredero, Iacopo (Fabrizio Bucci), que aportará dinero a la maltrecha economía familiar. El chico, que es amigo desde la infancia de uno de sus vaqueros (Andrea, interpretado por Rodrigo Guirao Díaz), se enamorará de la hermana menor, como también le ocurrirá al vaquero, pero una serie de circunstancias le obligarán a casarse con la hermana mayor, más mala que el baladre. Todo esto unido a un misterio que envuelve a La Rocaccia, la casa señorial de La Maremma. El héroe de turno es un actor y modelo argentino de los que te dejan ojiplática, pero ya está. La chica es una pavisosa. A la pareja "mala", por decir algo, los afean bastante, sobre todo a través de los horrorosos peinados que les endosan. Son de juzgado de guardia. Además, moreno significa aquí ser maloso. Acabo de darme cuenta al poner la foto. En fin, la historia queda un tanto abierta para una segunda parte.

Como verán, la dosis ha sido casi mortal. Y no queda aquí la cosa, porque me he dedicado a adecentar a actores supuestamente feos. Así, en La figlia di Elisa el villano es el capitán Loya (Giorgio Borghetti), un francés que se pasa toda la serie detrás de Agnese, la protagonista. Hasta tal punto llega su cabezonería que una de las foreras de Historias de Época lo bautizó como el capitán pelmazo, además de comentarse mucho lo asqueroso que era. Y hete aquí que yo sospechaba que no era tan feo como nos lo pintaban, así que busqué un poco y éste fue el resultado.

Antes:

Después:



Algo parecido ocurrió en Terra Ribelle. Sale un médico barbudo, el doctor Tonali (Alessandro Bertolucci) que, la verdad, empezó a gustarme mucho su personaje (es de los buenos), pero luego se diluyó un poco bastante. Aquí dejo el antes y el después:




Y, para finalizar este post absolutamente sobrecargado de testosterona, dejo el arreglo que le he hecho a Iacopo, el malo de La Maremma.





Me ha quedado una entrada casi tan digna como las de los jueves de mi querido y admirado Josito Montez.

23 comentarios:

sushi de anguila dijo...

GLOOOOOORIOOOOSOOOO DE PRINCIPIO A FIN!!! ES LA MONDA, JAJAJAJAJA....

Athena dijo...

Je, je. Momentos débiles que tiene una de vez en cuando, entre serie y serie de la BBC. Que no todo van a ser lords y ladies.

Gema dijo...

Eres la monda, Athena, me encantas. Espero seguir comentando series contigo y los atrevidos que no les importe ver los 'calorreos', como dices tú jajajajaja...muy buenos tus blocs, ¡estás hecha una artista!

vickyam73 dijo...

Perdón, la de antes era yo, jijijiji

Athena dijo...

¡Gracias por la visita, vickyam73! Ha sido rápida. Es que anoche me tiré un buen rato haciendo el post y quería compartirlo con quien ha visto las series, je, je. Ya veo que usted también tiene su blog ;)

Querido sushi: ¿han visto usted y Lady M. "Downton Abbey" finalmente?

Cehache dijo...

Queda usted perdonada y absuelta de todos sus posibles pensamientos pecaminosos a consecuencia de tantas imágenes carnales provocadoras querida sister..
lo que me he reído.
Esta primavera está haciendo auténticos estragos entre algunas féminas, esta menda incluída.

Nictea dijo...

"Que no todo van a ser lords y ladies"... jaja Un saludo ;)

Athena dijo...

Querida sister: las foreras sabemos de los estragos que está causando Cumberbatch desde este invierno, así que no le eche la culpa a la primavera, je, je. En el caso de las imágenes, me basto y me sobro con el primer médico y, sobre todo, el del uniforme del ejército francés. Los otros los cedo gustosamente, sobre todo al primero. Qué tío más soso, por Dios.

Querida Nictea: en la variedad está el gusto, ¿no? Je, jeeeee. Además, a estos los entiendo, pero el inglés es que no hay manera, my God.

Josito Montez dijo...

La Sinde me ha dicho que te denuncie por plagio. Le he dado un bofetón y le he dicho que el calorreo rules.
Guapérrimos todos.
Besotes.

Athena dijo...

Josito al rescate. Muchas gracias, querido. Ya quisiera la Sinde pillar mi disco duro y tener semejante colección.

Kal-El dijo...

Me asombra la valentía y extensión con la que confiesa lo inconfesable. Pero esta confesión tiene un fallo: y es que no se arrepiente usted de sus pecados :)) La verdad es que tengo tantas series atrasadas por ver que no creo que me anime con ninguna de éstas. En estas cuestiones es usted una enciclopedia y toda una experta. Recuerdo que alguien hizo una tesis sobre los culebrones. Como siga usted así, se lo puede plantear :). Por cierto, en lo de afear a los malos...que mala baba tienen estas producciones. Le hunden la carrera de galán a quien se propongan.

Athena dijo...

Sí, es cierto, no me arrepiento, ja,ja. Me lo he pasado pipa, sobre todo con la primera que vi, por qué no decirlo. Y sólo tienen de culebrón la temática, ¿pero qué historia no lo es en el fondo? El amor, el desamor, la lucha por llegar a conseguir la felicidad, aderezado todo con unos cuantos villanos... Lo bueno que tienen es que no duran una eternidad, como los auténticos culebrones, ésos que la lían de mala manera y nos tienen años viéndolos. En estas producciones, unos cuantos episodios y a otra cosa, mariposa. ;)

Lo de los malos afeados... es que no tienen otra opción: los italianos (quitando al conde Lecquio y a alguno más) son tan atractivos, que no hay manera de encontrar a uno realmente feo, ja, ja.

Summer dijo...

Ruego por favor me avise de la versión al castellano (lo disfruto más) de estas series.
Gracias
Pd/ Creo que Sinde está ahora mismo buscándolas en la mula.

Athena dijo...

Summer, le mando un privado a través de facebook. Y la Sinde fue la que me avisó de donde bajar todo esto, ja, ja.

Summer dijo...

Siempre es un placer hacer negocios con usted

Wunderkammer dijo...

Este fin de semana estuve viendo a ratos "Persuasión" de 2007. Me hizo mucha gracia ver la lentitud con la que transcurren las escenas, lo que duran las miradas, la recreación exagerada de los momentos más "in". Aún así lo disfruté, que quiere usted que le diga, jajaja.
Genial su recreación, ¡aunque no conozco las series! Yo también tengo pendiente Downton Abbey :(

sushi de anguila dijo...

Perdón por la demora en satisfacer su curiosidad: no sólo vimos Downtown Abbey sino que nos quedamos anonadados por lo magistral de la serie en todos sus aspectos... es un compendio de lo mejor de 'Arriba y abajo', 'Retorno a Brideshead', 'Lo que queda del día' o 'Gosford Park'... impecable, y muy adictiva... estamos como locos esperando el tercer capítulo de esta noche...
Gracias por tan increíble recomendación, y a ver cuándo las productoras españolas se dejan de tanta república y tiempos revueltos, que, ademñas de sectarias, son unas series de lo más naif en sus planteamientos... ni el cine de Bollywood, diseñado para el consumo masivo se dirige a un público tan ingenuo... eso provoca que la gran mayoría de la gente prefiera UNDERPRODUCTS estilo Águila Roja o Hispania, que no aguanta la comparación con otro de mis amores televisivos de la temporada: ESPARTACO, SANGRE Y ARENA....

Athena dijo...

Querida Wunderk: no he visto esa versión, pero es que la escena final de ella boqueando cual pez fuera del agua... No sé por qué, pero me quedo con la de 1995, con un Ciaran Hinds tremendo.

Querido sushi: he oído a gente que la vio en VO que el doblaje está muy bien, pero le recomiendo un visionado en inglés. En cuanto a la serie, es del guionista de "Gosford Park" y eso se nota. Pero es que es el guión y es todo lo demás: actores, música, ambientación... Si ya lo dije yo en su post correspondiente: estos ingleses saben hacer las cosas.

Wunderkammer dijo...

Yo también me quedo con la de Ciaran Hinds ;)

Kal-El dijo...

Ay! Se me ponen los dientes largos! Qué ganas tengo de ver todas esas series y poder compartir opiniones al momento. No puedo esperar otra semana a que Athena me pase su arsenal de producciones TV. Antes de que se entere la Sinde, porfa :)) Otra cosa es que encuentre el tiempo, claro.

Athena dijo...

La Sinde será la que me pida que le pase todas las temporadas de "Lost". Si no, al tiempo.

Lúthien dijo...

JAJAJJA confiesa, pecadora!!!!!! Ostras que Elisa di Rivombrosa es posible que la haya visto, no lo recuerdo, en mi casa se ha visto, eso fijo, porque ese título no se olvida jajajaja
OMG Giulio Berruti, este hombre se merece unas cuantas fotos barbiles!!! Apúntalo porfis e.e Muy bueno lo de "Además, moreno significa aquí ser maloso" xDDDDDDDD Me parto contigo, pa variar! Oye que el último malo no tiene arreglo posible XDDDDD Pero el Giorgio esi sí!!!!! Qué narizotas :D

MªCarmen Moreno Mora dijo...

Holaaa, me ha encantado tu entrada que la he encontrado de casualidad, para mi la primera parte de Elisa de Rivombrosa es la mejor, por los actores y la ambientación, yo andaba loca con la serie, además la quimica que surgio en la serie con los personajes protagonistas que se convirtieron en pareja se nota desde el capitulo uno, la segunda parte, estoy de acuerdo contigo que el actor Antonio Cupo es un huevo sin sal, como se dice por aquí, y el argumento...peor no podía ser. Con la Fligia di Elisa no tengo tu misma opinión, a mi me gustó, me he quedado a cuadros con el personaje de Loya y su cambió de imagen. De la otra serie te diré que he intentado verla y no la encuentro, si sabes como puedo hacerlo...
Besos.