jueves, 31 de diciembre de 2009

¡A por uvas!

Feliz Nochevieja a todos. Mañana ya será 2010. ¡Cómo pasa el tiempo!

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Entre novela y novela... otra novela

Después del libro de Grangé, me he lanzado a una "lectura de transición" que ya he terminado. Bueno, llamar "transición" a Agatha Christie a lo mejor es un sacrilegio, pero tengo una colección que hice con el periódico y, de vez en cuando, me leo uno. Esta vez ha sido El asesinato de Roger Ackroyd, novela con los típicos ingredientes: muchos sospechosos, algunos con coartada y otros sin, todos con razones para eliminar a la víctima... y Poirot. El final: sorprendente.

martes, 29 de diciembre de 2009

Especial de "La parte por el todo"


Pongo el "todo", porque hay que adivinar el autor...

sábado, 26 de diciembre de 2009

Princesas modernas


Sí, iré a ver Tiana y el sapo, aunque SPOILER, al final abra un bar con su marido FIN DE SPOILER

Por favor, necesito que alguien me diga si, después de una infancia viendo a princesas como Cenicienta, la Bella Durmiente o Ariel, tiene algún tipo de trauma porque no ha sido rescatada por un príncipe azul o porque su sueño no era trabajar para ganarse la vida. Alucino.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Historias de época

Desde el puente de diciembre estoy registrada en un página llamada Historias de época. En ella se puede encontrar casi todo: esa serie o película que uno vio hace mil años y que pensaba que nunca volvería a disfrutar, esa película que estás deseando ver, otras que ni sabías que existían... y mucho más. Hay foros con temas muy interesantes, así que estoy enganchadísima: el domingo hubo una quedada virtual de una hora (de diez a once de la noche) y luego no podía ni dormir del acelere que llevaba.

Desde que he terminado las clases, he visto una miniserie de la BBC de tres capítulos un poco regulera, un capítulo nuevo de Cranford y una película de la BBC. Y no he empezado antes porque no sabía muy bien cómo iba lo de los archivos fragmentados. Estas Navidades me voy a poner las botas, aunque dejaré material para cuando mahn se vaya a hacer las Américas...

En fin: si les gustan las historias de época, aquí tienen su página. Pasen y disfruten.

P.D.: si la visitan, verán que aparezco como Athena, pero mi avatar se ha ajustado al tema de la página para no desentonar, je, je: un Mr. Rochester con la cara de Toby Stephens, como está mandado.

Pocahontas reloaded


Y quien dice Pocahontas dice también Bailando con lobos, FernGully y, si me apuran, Apocalypto. Hablo de Avatar, un espectáculo visual con un argumento trillado y previsible, refrito de peli de indios buenos, ecología, ciencia-ficción y acción. El día de la comida de Navidad, Joseph Cartaphilus me la recomendó y aunque él no me hubiera dicho que era una especie de Pocahontas bailando con lobos, me habría dado más que cuenta.

Aquí sale todo el reparto: la citada Pocahontas, el John Smith de turno, el jefe Powhatan (que, evidentemente, es el padre de la chica, qué sorpresa), Kocoum (sucesor del jefe, ¡no me lo puedo creer!), el gobernador Ratcliffe y hasta la Abuela Sauce reconvertida en el Árbol de las Almas.

Cuando se ha producido el primer encuentro entre ellos, casi me ha parecido oír la melodía de la canción Si no te conociera. O cuando la protagonista le estaba explicando al marine el rollo de la conexión con todo lo que les rodeaba, pensaba que se lanzaba a cantar "te crees que es tuyo todo lo que pisas, te adueñas de la tierra que tú veeeeeees...". Aún así, la chica que tenía a mi lado ha sufrido lo indecible con cada bicho que mataban y con los momentos de supuesta tensión en los que parecía que el protagonista se iba al otro barrio. He estado a punto de decirle: "Hija mía, que aquí la única que tenía cara de fiambre desde el principio era la Ana Lucía de Lost" (y alguno más que no digo aquí por no fastidiar).

Es una película para ver en 3-D pero, estando la cosa tan avanzada, ya podían hacer unas gafas que pesaran menos. Hemos salido todos con la marca a cada lado del puente de la nariz, y a mí todavía me dura después de una hora. Es más, ha habido momentos en los que me quitaba las gafas y no sólo por el dolor, sino también porque a veces el efecto era mareante.

Lo que más me ha gustado ha sido que los personajes azules fueran de mayor tamaño que los humanos... no sé, me ha parecido algo original. Por supuesto, la puesta en escena es un alarde de imaginación que da envidia pero, como ha dicho mahn, se lo gastaron todo en eso y al guionista le han pagado más bien poco. Bueno, al fin y al cabo ya sabíamos que no iba a ser precisamente cine de arte y ensayo, pero intriga poca...


martes, 22 de diciembre de 2009

Crónica para G.

Esta semana me he enterado de que mi humilde blog sirve para algo: tener informado a alguien. Pues bien, le dedico este post a G.

Ayer tuvimos la comida de Navidad. Este año el sitio fue mejor que el anterior, aunque tampoco hay que correr para superarlo... Nos distribuimos en las mesas de una manera peculiar, porque casi estábamos las mujeres por un lado y los hombres por otro. En mi mesa, por ejemplo, sólo había tres hombres... y porque uno de ellos llegó tarde y no tuvo más remedio que colocarse en el sitio que quedaba.

Se hizo entrega de numerosas bandas y condecoraciones, unas elegidas en petit comité, tipo "Embajador" y cosas así, y otras por votación en el momento de la comida. Aquí las categorías ofrecían una muy libre interpretación: Polvorón, Pastelillo, Suspiros... y yo qué sé más. Todo el mundo quedó contento con su premio, creo yo. Después vino el clásico "amigo invisible". Este año no he participado, pero he disfrutado mucho sabiendo quién era el de alguna gente. Tenerles mosqueados es divertido, je, je.

Hoy ya han sido las notas y poco más. Eso sí: con toda mi alma que me había grabado las fotos de la comida de ayer en el pen. Seguramente las he "enviado" a otro sitio. Pues nada, habrá que esperar a la vuelta para verme...

Feliz Navidad y nos vemos a la vuelta, querido G.


jueves, 17 de diciembre de 2009

Perla se reúne finalmente con Lewt


Ni sabía que aún vivía, pero hoy he visto que ha muerto Jennifer Jones a los 90 años. Siempre la recordaré por Duelo al sol, donde interpretaba a Perla Chávez cuyo amor se disputaban el siempre sereno Joseph Cottens y un Gregory Peck para poner en la galería de chicos malos. Aunque tampoco debemos olvidarnos de Jennie o de la película que le valió el Oscar a la mejor actriz: La canción de Bernardette.

Pues nada... Kirk Douglas, que el pasado día nueve de diciembre cumplió 93 años, todavía resiste... y no digamos las dos hermanas-enemigas más famosas de la historia del cine.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Nieve


Estaba yo tan preocupada por si esta tarde iba a poder entrar en Los Dolores de Cartagena debido a las persistentes lluvias y resulta que he tenido que dar media vuelta porque el Puerto de la Cadena está nevado. Conforme iba llegando, el termómetro del coche iba marcando menos grados y avisando de nieve. La lluvia que caía se ha transformado primero en aguanieve y después en copos que lo han cubierto todo. La estampa de alrededor era monísima, pero el miedo que he pasado no me lo quita nadie. Bajando el Puerto en dirección a Cartagena, ha caído un montón de nieve que se había acumulado en una señal de tráfico justo delante de mi coche. He llegado a una gasolinera y allí he girado para Murcia.

Ahora mismo acaba de llamarme mi compañero Ibn Mardanis preocupado por si yo ya estaba en Cartagena. Él salía ahora hacia allí y me quería avisar de que el Puerto estaba impracticable. He tenido suerte de que me haya pillado de camino y no se haya puesto a nevar después de pasar yo. Al menos he podido volverme antes de que la cosa empeorara, porque esta tarde tenía dos sesiones de evaluación, una de ellas a las siete y media de la tarde. Menos mal...

P.D.: la foto no la he hecho yo (iba conduciendo, claro).

domingo, 13 de diciembre de 2009

Acoplándose



No me he podido aguantar. Me había propuesto hacer este post cuando hubiera terminado de verla, pero la tentación ha sido grande. Estoy hablando de Coupling, una sitcom de la BBC que he descubierto, cómo no, por casualidad. Resulta que vi en IMDb que Sonya Walger, la actriz que hace de mujer de Joseph Fiennes en FlashForward (y que a su vez salía en Lost) protagonizó en su momento una serie llamada Coupling, versión americana de otra inglesa en la que participaba Jack Davenport, el tío con el que el personaje de Walger está liado en su flash forward. Espero que se hayan aclarado; si no, pues recurran a IMDb, je, je.

El caso es que allá que me bajo un episodio y me gustó. Sí, ya lo sé, me van a crucificar porque soy de las pocas personas sobre la tierra que no ha seguido Friends y el argumento de esta producción les sonará (tres amigos y tres amigas que comparten confidencias y se suelen ver en un bar con sofá) pero yo creo que, al final, va a tener poco que ver. De entrada sólo tiene veintiocho capítulos repartidos en cuatro temporadas, lo que la hace bastante asequible; se nota que es europea por la forma que tienen de tratar temas como el sexo; no hay momento para la ñoñería o la moralina; lo que menos importa es que se líen o se deslíen, es decir, no hay esa tensión sexual no consumada que a veces hace a las series insoportables... yo qué sé. Lo mejor es que, con un poco de esfuerzo, he conseguido que mahn también se enganche, lo que hace que la disfrute mucho más. Bueno, no sé si la conocerán, pero les invito a verla. Posiblemente el primer capítulo le deje a uno una sensación extraña si está acostumbrado a las telecomedias americanas, pero va mejorando episodio tras episodio.

Y otra "casualidad": en un capítulo sale un momentito Samuel Barnett, el actor que interpreta a Millais en Desperate Romantics.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Bodas de madera



Pues sí. Yo pensaba que lo de las "bodas de..." se celebraban de cinco en cinco años, así que creí que hoy cumpliría mis bodas de papel. Pero resulta que no: las de papel son el primer año de casados. Cuando se ha cumplido un lustro son de madera. No faltan razones en mi caso. Si la madera sirve para fabricar papel (del que hay muuuuuuuuuucho en mi casa), también con ella se hacen estanterías, las que hemos tenido que ir comprando (y montando) para colocar todo ese papel que, en forma de libros de todo tipo, ha ido poblando mi hogar.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Hacer realidad los sueños



Ayer vino Nictea a visitarnos al instituto. Está estupenda y le vi como un halo especial. Creo que es la viva imagen de la felicidad y de sentirse realizado. Ama lo que está estudiando, cosa que se nota en la luz que tiene su rostro. Me alegro por usted, Nictea, y le deseo lo mejor.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Desperate romantics




Acabo de ver el sexto y último capítulo de una serie titulada Desperate romantics, nombre un poco equívoco para mi gusto, pero así se llama el libro en el que se basa. Trata del momento de mayor éxito de la Hermandad Prerrafaelista, centrándose en John Everett Millais, Dante Gabriel Rossetti y William Holman Hunt (en la imagen, de izquierda a derecha). El cuarto en discordia es un personaje ficticio, Fred Walters, un periodista narrador y testigo de las historias que les ocurren a estos artistas. Así, Walters es el encargado de encontrarles una musa, que no será otra que Elizabeth Siddal, la joven dependienta de una sombrerería que se convertirá en la modelo que posó para la Ofelia de Millais y que casi le cuesta la vida.


Aunque su primera experiencia fue con Hunt, posando como Silvia en el lienzo Valentín salva a Silvia de Proteo:

Pero, sin duda, será Rossetti el hombre de su vida: de él se enamoró, con él vivió gracias y desgracias y por él murió tras ingerir una sobredosis de láudano, droga a la que estaba totalmente enganchada. Rossetti se nos presenta en la serie como una persona muy carismática, auténtico líder de la Hermandad, mujeriego, caprichoso, egocéntrico, irresistiblemente atractivo... Elizabeth se casa con él, pero su relación se basa en el amor-odio.


Mientras tanto, William Holman Hunt tiene sus escarceos con una prostituta que posa para él en El despertar de la conciencia y El pastor distraído.



Viaja a Palestina para encontrar la inspiración que lo aparte de los deseos carnales y fruto de la experiencia fue El chivo expiatorio.


La historia más simpática y feliz es la de Millais. El más joven y dotado de los prerrafaelistas tuvo el apoyo incondicional de Ruskin, el cual invitó al artista a tomar a su esposa como modelo. Millais tenía sus reticencias, pero finalmente aceptó y la retrató como la mujer del cuadro La orden de liberación, en el que una joven esposa ha logrado la libertad de su marido, un escocés rebelde, a costa de sacrificar posiblemente más de lo que podía o debía.

Pero detrás de la inocente propuesta de que Effie Ruskin posara para Millais había algo más. En cinco años de matrimonio, Ruskin no había consumado el matrimonio y pretendía divorciarse de su esposa acusándola de adulterio. Es por esta razón por la que fomentó la amistad entre el joven Millais y Effie. En la serie, los jóvenes amantes están a punto de tener relaciones íntimas (por consejo de Rossetti) cuando la prostituta y modelo de Hunt les hace ver lo que puede acarrear esto. Finalmente, Effie Ruskin logra el divorcio alegando la no consumación del matrimonio, demostrando su virginidad y uniéndose felizmente a Millais, con quien tuvo ocho hijos. De hecho, en la serie Millais es el artista que más éxito tiene en todos los aspectos, aunque se vaya alejando de sus primeros años como joven rebelde perteneciente a la Hermandad.

Además de los protagonistas, aparecerán el citado Ruskin, las distintas modelos (y amantes) que posaron para Rossetti, Edward Burne-Jones y William Morris, así como la prometida de éste, que también se verá arrastrada por el genio de Rossetti, aunque el final queda abierto tras la muerte de Elizabeth Siddal.

La serie es posiblemente bastante libre a la hora de reflejar cómo vivieron los prerrafaelistas, aunque la "culpa" será de la novela que ha servido de referente, pero no creo que la realidad de sus excesos fuera muy diferente a lo que aquí se ve.

Agradecimiento público a un taxista anónimo

El pasado viernes, día de mi cumpleaños, tomé un taxi para ir a la estación de autobuses con el fin de recibir a mahn, que venía de Madrid. Una vez que mahn llegó, tomamos otro para volver a nuestra casa y aquí me di cuenta de que había perdido el monedero. Lo primero que pensé fue en que se me había caído en el taxi anterior, así que llamé a la emisora pero no hubo suerte. Me dijeron que volviera a llamar al día siguiente por la mañana, pero el resultado fue idéntico. También me sugirieron que volviera a telefonear por la tarde, puesto que era probable que los taxistas que habían trabajado el viernes por la tarde también lo hicieran a esa misma hora los sábados. Lo mismo: nada.

Hoy, aprovechando que estaba en Murcia porque bautizaban a mi sobrino, me he acercado a la Comisaría a poner una denuncia. Realmente no llevaba un dineral ni tampoco nada de mucho valor, pero había unas llaves y unas fotos que no quería perder, de forma que el dinero era lo que menos me importaba.

He llegado a mi casa y, estando aquí, recibo una llamada al fijo desde un número privado. A punto he estado de no cogerlo, pero lo he hecho. Me preguntan si soy fulanita de tal y si se me ha perdido un monedero, así que he pensado que sería la policía, aunque yo les había dado mi número de móvil. Era el taxista, pero no el que me llevó, sino el dueño del taxi que, haciendo un registro en el coche, ha encontrado el monedero, que ha estado dos días allí, en un recoveco de la puerta, sin que nadie lo viera. El hombre, un poco avergonzado, me ha dicho que lo ha registrado por si lograba encontrar alguna pista sobre el dueño y ha dado con un resguardo del servicio a domicilio del Mercadona en donde venía mi nombre, número de teléfono y dirección, y se ha venido para mi casa. Me he quedado tan alucinada que no sabía qué decir, de forma que me he ofrecido a pagarle la carrera, a lo que él se ha negado. Como estaba tan sorprendida, no he caído en preguntarle el nombre para poner algún tipo de agradecimiento en la central.

No creo que lea mi blog pero, desde aquí, muchas gracias por la amabilidad y el detalle de venir a mi propia puerta a traerme mi monedero.

viernes, 4 de diciembre de 2009

XXXV


Muchas gracias a todos los que me han felicitado, de verdad. Es agradable que la gente recuerde que ya tienes un año más y te mande sus mejores deseos.

Escrita mi edad en números romanos queda muy formal, pero es que me encanta. Es como muy "redonda". En fin, que otro año más, gracias a Dios... Precisamente ahora tengo la mitad de años que mi madre, que a mi edad tenía ya tres niñas. Cómo cambian los tiempos.

Acompaño esta entrada con una imagen de Santa Bárbara, patrona de mineros y artilleros, porque hoy se celebra este santo. A punto estuvieron de llamarme así y, además, en mi casa siempre se recuerda que yo fui la que nació "el día de Santa Bárbara".

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Nueva aportación a la Murcianía

Hoy he comentado en clase que hay palabras que resultan raras cuando las vemos escritas. Los alumnos me han pedido un ejemplo y allá que voy yo y suelto: "Elos". Se han quedado con cara de pasmados, como pensando qué narices es eso. Y, efectivamente, es un término extraño... ni siquiera está en el diccionario de la RAE. A ver quién me dice qué es... creo que es fácil, vamos.

martes, 1 de diciembre de 2009

Spanish terror


Hoy hay que despedir a otro actor, un tanto peculiar, de nuestro cine: Jacinto Molina, más conocido como Paul Naschy. No soy una experta en ese subgénero del cine español que podríamos denominar "terror erótico", pero sí que recuerdo esas películas que emitían en la tele de mi infancia, sobre todo Ceremonia sangrienta y La Noche de Walpurgis, esta última protagonizada por Naschy. Desde aquí paso el testigo a Ramón Monedero, conocedor excepcional de este tipo de cine.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Pobre Darcy


El empeño en hacer disparates con las obras clásicas continúa...

Ya queda menos

Mientras sigo en casa con mi faringitis, he visitado el blog de James Barbour, el actor de Broadway que interpretó a Mr. Rochester y a Sydney Carton en sendos musicales, y allí ha puesto un enlace para ver algunos fragmentos de la versión en concierto del musical A tale of two cities. No sé si será así el DVD que se va a sacar, pero me parece estupendo, porque van caracterizados para interpretar los personajes. Supongo que grabar versión en plan musical-musical es más caro, y así puede quedar bien y ser bastante digno. Bueno, les dejo el enlace y no me digan que no se emocionan con el final (vale, reconozco que hay que conocer la historia, así que el que no haya leído el libro se puede quedar igual...).

miércoles, 25 de noviembre de 2009

La parte por el todo again


Bueno, aprovechando que tengo menos fiebre, dejo una parte por el todo. Facilita... no estoy para mucha imaginación.


lunes, 23 de noviembre de 2009

El juego del ángel

Hoy, aprovechando que uno de mis cursos se ha ido de excursión, he terminado El juego del ángel. El comentario en Lecturas Reunidas. Ahora voy a ponerme con otra novela de Grangé, autor de Esclavos de la oscuridad. Ya les contaré qué tal...

sábado, 21 de noviembre de 2009

2012

Anoche vimos 2012. No me agobió tanto, la verdad. Hasta se me hizo un poco pesada a ratos. Lo mejor es la primera parte, cuando se está yendo toda la falla de San Andrés a pique, espectacular. Lo cierto es que, cuando paso por algo tan insignificante como es el Puerto de la Cadena y veo esas formas levantadas y plegadas, no puedo evitar pensar en todo lo que se tuvo que mover la cosa para levantar aquello. Pero volviendo a la película, me gustó más El día de mañana, aunque a Roland Emmerich siempre se le ocurre lo mismo: los protagonistas corriendo y el Apocalipsis persiguiéndolos, ya sea en forma de glaciación instantánea o de grieta enorme que se abre en el suelo. Lo mejor de todo es ver a la familia protagonista en camisón y zapatillas en pleno Himalaya. Si los ve Bear Grylls alucina por un tubo porque, si algo he aprendido viendo a este hombre es que uno se congela en pocos minutos como no lleve la ropa adecuada. Pero esto es una nimiedad entre tanta exageración, ya saben: coches corriendo entre el desastre, aviones que salen de entre los restos de la catástrofe, etc.

Y como conclusión, a los de letras no nos van a dejar hueco para salvarnos en caso de desastre global.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Vejaciones

Acaba de contarme mi hermana mayor que un profesor ha sido juzgado por una falta de vejaciones y otra de maltrato por poner a una alumna castigada de cara a la pared, además de mandarle cien copias por no traer los deberes hechos. Según la acusación, la niña vomitó por los nervios y el profesor la obligó a limpiar el vómito y a seguir con el castigo. ¿Es una vejación poner de cara a la pared o mandar a hacer copias? ¿Y no lo es la falta de respeto hacia el trabajo de los docentes, pasando de ellos, insultándolos, colgando vídeos de ellos en youtube o cosas peores? No señor, aquí estamos para aguantar... hasta que tengan, por ahora, dieciséis años.

Ahora que lo pienso, tengo un alumno que me debe unas copias de todas la conjugaciones del verbo haber por escribirlo, por segunda vez tras haberlo corregido, con v y sin hache, tal que así: "avia". Es que ni el acento puso. Espero que no vengan a decirme que eso es vejatorio, porque el daño que causó en mis ojos ver esta palabra escrita así fue tal que debería estar tipificada en el código penal como delito de lesiones graves.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

ReVisitando a los Visitantes


Acabamos de ver el tercer episodio de V, la nueva versión de ese clásico de los 80 que todos los de mi generación vimos con entusiasmo aunque, que yo recuerde, no llegaron a poner el final. El caso es que ahora estamos enganchados a esta recreación y nos está encantando. Ya no sólo porque ha ganado en estilo, sino porque han sabido darle interés a un argumento que, de entrada, todo el mundo conoce. Sé que fueron muchos los que se prendaron de la malísima Diana, pero ahora se quedarán colgados de Anna, la lagarta malvada de esta nueva versión. Yo, por mi parte, estoy encantada porque tenemos en el reparto a un cura curato, je, je, jeeeeee.

Ir de estreno

Esta tarde he pasado por la puerta del cine Rex y he sentido cierta nostalgia. Había un montón de chicas haciendo cola para ver Luna Nueva y me he visto a mí misma hace casi veinte años... aunque yo me plantaba en la puerta del Rex (o donde se produjera el estreno) a las cuatro y media para ser la primera en ver la nueva película de Disney. Y es que, tras unos años de cierta sequía cinéfila, La Bella y la Bestia me devolvió la ilusión por ir al cine a ver algo muy esperado. Esa sensación de sacar la entrada, sentarse en la mejor butaca y disfrutar como una enana de una película que estaba deseando ver, es maravillosa. Tras ver La Bella y la Bestia unas cuatro veces, vinieron Aladdin, de las mejores para mí, y la hecatombe con El Rey León y El jorobado de Notre-Dame, que ya empezaron a decepcionarme. Hércules, un disparate mitológico donde los haya pero que me divirtió mucho, lo vi de estreno en último pase en donde me pilló ese día... ¡en Madrid! Y eso fue para no perder la costumbre. Junto a la manía de ir a ver las películas el día del estreno al primer pase, me dio por hacer álbumes de Panini de la mayoría de ellas, nuevas y clásicas, si bien creo que no llegaron a sacar el de mi película antigua preferida, La Bella Durmiente, con ese príncipe estupendo que me enamoró cuando era pequeña y lo vi en una reposición.

Hoy día ya sólo me pasan estas cosas con las series de televisión como Lost. Ahora, el mejor cine, está en la tele. Qué pena.

P.D.: hablando de series esperadas, sé que va a ser una decepción, pero ahí va un enlace para que vean las primeras fotos de los actores encarnando ya a sus personajes de Los pilares de la tierra. Para ver a cada grupo de personajes, vayan pinchando arriba en cada uno de ellos: Shiring Nobility, Builders & Peasants, Monks at Kingsbrigde, Royal Court.


martes, 17 de noviembre de 2009

Ten amigos para esto

Las últimas semanas he venido observando un extraño cartel publicitario en la Avenida de Los Dolores, cerca ya de mi casa. Se trata de un anuncio que alude, sin dar mucha más información, a un gran espectáculo taurino para cerrar la temporada de la plaza de toros. Desde un principio me ha olido a chamusquina y hoy, por fin, el secreto ha sido desvelado: se trata de una de esas bromas perpetradas por los amigotes de una pareja a punto de casarse. Había visto los típicos carteles en los semáforos, pero alquilar una valla publicitaria y, tras unos días de misterio, poner los caretos de los contrayentes los cuales, no nos engañemos, no son precisamente modelos ni han pasado por el photoshop, es un delito que debería estar tipificado en el Código Penal. Me alegro de la discreción que tuvieron mis amigos, porque vaya un "regalo" con más poca gracia.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Otra historia de vampiros adolescentes es posible

Y como muestra, un botón: Déjame entrar. Sin desmerecer a Stephenie Meyer, con cuya tetralogía disfruté porque sabía lo que estaba leyendo (y me hubiera encantado tener veinte años menos para disfrutar aún más), aquí tenemos una opción más terrorífica, morbosa y sangrienta. Un poco más en Lecturas Reunidas.

viernes, 6 de noviembre de 2009

Si Freud me psicoanalizara...

Suelo tener varios tipos de sueños recurrentes. Hoy voy a hablar de dos de ellos. En el primero, siempre llego tarde a un sitio. Bueno, más que llegar, la cosa es que hay algo que me lo impide: un autobús que viene tarde, me pierdo por el camino... Vamos, que no me presento en el sitio nunca. En el otro tipo de sueño vuelvo a ser estudiante. Aquí hay variantes, porque lo mismo me veo en la universidad que en el instituto o incluso compartiendo mesa con mis propios alumnos. En estos sueños nunca tengo los ejercicios hechos, o me preguntan cosas que no sé... un agobio, vamos.

Esta noche se me ha mezclado todo en un refrito disparatado. El lugar era una especie de híbrido entre el instituto en el que trabajo, los pasillos de la Facultad de Letras y el colegio en el que estudié. Tocaba el timbre y yo tenía que ir a clase de Lengua con el profesor que me dio en C.O.U., uno de esos hombres un poco chapados a la antigua, de los que leía los exámenes en voz alta, riéndose de las burradas de cada uno y al que había que contestar "Presente" cuando pasaba lista. Imagínense el agobio que he pillado, porque no encontraba el aula y me daba pánico llegar tarde. Lo peor era que, si no entraba, no veía manera de justificar la falta. Allá que voy y busco, lógicamente (léase con ironía), el Departamento de Historia del Arte y le pregunto a Lola, la de la oficina de mi instituto (la pobre también se ha visto metida en mi sueño) que dónde están los horarios de los profesores y los de las aulas, porque me he perdido. Me dice que junto a la vitrina que hay al lado de la puerta del Departamento, una vitrina que contiene, agárrense, figuritas de porcelana. El desquicie es total cuando veo que allí no están los horarios y ya me veo perdiéndome la clase de Lengua. En ese momento creo que he cambiado de sueño, pero luego se lo he contado en otro sueño a una amiga del instituto y nos hemos reído juntas, tanto que me he despertado riendo. Eso ha sido lo mejor de todo.

Perdón por el rollo, pero tenía que contarlo.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Hasta siempre, Padrino



No va a ser todo hacer homenajes a las estrellas de Hollywood. Hoy hemos perdido a uno de los grandes del cine español: José Luis López Vázquez. Recordado como el Padrino de la reata de hijos de Alberto Closas en La gran familia y sus secuelas, yo me he reído con él en las comedietas con Gracita Morales o Concha Velasco, "españoladas" que son testimonio de toda una época. Su versatilidad lo hizo protagonizar hitos del cine patrio como El pisito, las películas de Nacional de Berlanga, y otras más "serias" como Mi querida señorita, La verdad sobre el caso Savolta, La colmena... Ochenta y siete años de vida dan para mucho, pero es triste que estos actores acaben en el olvido en los últimos días de su existencia. Me vienen a la cabeza otros como Manuel Alexandre o José Sazatornil, Saza. Qué ratos he pasado viendo películas con ellos... Actores como la copa de un pino, a los que se les entendía perfectamente lo que decían, que es lo mínimo ya que se le pide a un intérprete. Descanse en paz don José Luis López Vázquez.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Así también escribo yo



He terminado Orgullo y prejuicio y zombis. Desde aquí anuncio que me voy a forrar con la versión vampírica de Jane Eyre. Ya la tengo pensada. La cosa consiste en coger un novelón de éxito más que reconocido, aligerar la prosa para que la gente lo entienda y meter algún monstruito por ahí, manteniendo todo lo demás como en el original. Le voy a decir a mahn que se apunte a la moda y que deje de rebanarse los sesos. No hay nada como los clásicos para triunfar. Como dicen en mi tierra, "con buen p... bien se j...". Y perdón por la expresión, pero es que es una gran verdad.

martes, 27 de octubre de 2009

Otra parte por el todo




No sé si me toca a mí, pero ahí va una nueva parte por el todo. Pista: sigo siendo una clásica a la hora de elegir.

sábado, 24 de octubre de 2009

Balada intemporal


No sé si reconocerán en la mujer de la foto a la que fue en su momento una joven de aspecto dulce, enormes ojos y pelo cortado al uno, que encandiló a mucha gente con una sola canción compuesta por Prince. De hecho, yo sólo la conozco interpretando este tema cuyo vídeo forma parte de mi vida. Sencillo pero emotivo, con el rostro juvenil y hermoso de la cantante en primer plano y poco más. No hacen falta grandes medios para emocionar.




viernes, 23 de octubre de 2009

Jane Austen zombi

Hoy mahn me ha comprado Orgullo y prejuicio y zombis. Y ustedes dirán: ¿Pero qué blasfemia es ésta? Pues supongo que una muy gorda, pero la abajo firmante se lo ha empezado a leer. No digo más hasta que lo termine. Entonces haré la entrada de rigor en Lecturas reunidas, con su foto de portada y todo... que también tiene lo suyo.

jueves, 22 de octubre de 2009

Hermanas y enemigas


En mi consulta diaria a IMDb para ver quién cumple o hubiera cumplido años hoy, me veo a Joan Fontaine, que tiene ya noventa y dos primaveras. Y me viene a la memoria su hermana Olivia de Havilland y esa archiconocida enemistad entre ambas. Olivia cumplió en julio un año más que Joan y me da a mí que el secreto de la longevidad de estas dos actrices, supervivientes del Hollywood clásico que han enterrado a casi todos sus compañeros, está precisamente en su pésima relación. Cuentan las malas lenguas que Joan dijo en una ocasión que su reto era ver cuál de las dos se moría antes, y como ninguna quiere ser la primera, ahí están, aguantando para vencer e ir al funeral de la otra. Estas historias de la Era Dorada del Cine son una maravilla.

sábado, 17 de octubre de 2009

Enganchados

No tenemos remedio. Ya estamos mahn y yo liados con otra serie que promete: Flash Forward. Y promete porque está basada en una novela y no creo que los guionistas hagan demasiadas florituras para alargar el asunto. Sería lo mejor. Desde aquí la recomiendo.

viernes, 16 de octubre de 2009

Southparkizada


Hace un mes se me ocurrió buscar por internet algún programa para hacer a la gente en versión South Park. Con ayuda de Joseph Cartaphilus, aquí está mi imagen. La idea de colocarme en una playa tipo Lost, con la escotilla y la entrada a la estación El bastón de la Iniciativa Dharma al fondo, y mi chapa con el símbolo de la citada Iniciativa, han sido obra de Joseph.


jueves, 15 de octubre de 2009

Reencuentro mitológico

El mundo del Facebook me ha puesto en contacto con Charo Guarino, profesora de Mitología de 1º de carrera para la que hice un trabajo que consistió, por supuesto, en una versión autobigráfica del mito de Atenea. Charo me ha encontrado en la famosa red social en la que tengo como foto de perfil la misma que en este humilde blog... y se acordaba perfectamente de mi pasión por la diosa griega, porque en el mensaje que me ha enviado lo ha comentado. Curioseando por su página me he encontrado con que tiene un blog, En aguas de Neptuno, que viene a ser una manera de contactar con sus alumnos de Clásicas y de mostrar al mundo todo lo que quiera saber sobre la Antigüedad Clásica. Y me he encontrado, entre otras cosas, una receta extraída de la obra De re coquinaria y me ha fastidiado no poder enterarme de qué iba la cosa... será cuestión de preguntar a Nictea. Pero una de las cosas que he visto en el rápido paseo por el blog ha sido la imagen que les presento a continuación. El caso es que me resulta familiar... Bueno, no he podido resistirme a "pirateársela" a Charo y ponerla aquí. (Pinchen para ver la imagen más grande. Y no es por nada: pero así era yo en 1º de carrera, pelo largo con flequillo y gafas, ja, ja).




miércoles, 14 de octubre de 2009

Reflexiones de una vida de noventa y tres años

Esta tarde he cogido el autobús 3 para ir a Ronda Norte, a la Escuela de Idiomas, a recoger un certificado. Una vez sentada, veo que sube un hombre mayor y se coloca de manera contigua a mí. Me he dado cuenta de que no paraba de mirarme a través de sus gafas de sol. Lejos de sentirme incómoda, le he devuelto sus miradas, hasta que el señor me ha preguntado: "¿Dirías que tengo noventa y tres años?". Me he quedado de piedra, porque el hombre estaba estupendo y se le veía con buena salud. Entonces me ha contado que tiene en su casa una Virgen a la que le consulta todo y ella le responde. No vayan a creer que le habla en el sentido estricto, sino que le responde sí o no a través de unos papeles con estas palabras escritas en ellos. Lo que más me ha sorprendido es que hoy le había preguntado si iba a morir en el 2009 y la Virgen le ha dicho que sí. Y él estaba feliz, porque lleva treinta y tres años jubilado, ha enterrado a dos mujeres, tiene un solo hijo que vive en Los Alcázares y al que apenas ve. Está cansado de la vida a pesar de encontrarse bien físicamente. Sus palabras textuales han sido: "Estoy amargado. He padecido mucho en esta vida: la guerra, enterrar a dos mujeres... Ahora lo que hago es subirme de un autobús en otro y pasearme". Para más información me ha dado su nombre: Antonio Fernández Herrero, antiguo empleado de correos. Esto ha sido por si oigo que alguien llamado así se ha muerto antes de que termine el año. Qué cosas.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Lumbreras

Iba a hacer una entrada titulada N.P.I. (con el significado que ello implica) y protagonizada por mí, pero he cambiado de idea. Justo cuando estaba abriendo mi blog, veo en la tele a una petarda que dice haber sido novia de Kiko Rivera y la oigo decir que "todo el mundo que tiene dos luces de frente sabe eso". Ahora me pregunto si las luces serán de cruce, largas o de niebla. Y yo pensando que no tengo N.P.I. de nada. Madre mía de mi vida.

lunes, 5 de octubre de 2009

La parte por el todo





Aquí dejo dos detalles. Sé que el primero es muy difícil, así que he puesto otra imagen que puede servir, pero no me he podido resistir a colocar la primera, porque es algo que les aseguro que apenas se ve en la obra completa.

domingo, 4 de octubre de 2009

Representar una partitura

Visitando el blog del Major Reisman, su entrada sobre El gran dictador me ha traído a la memoria una memorable escena de barbería que es tan genial como la de la película de Chaplin. Me refiero a esa versión disparatada y desternillante de El barbero de Sevilla protagonizada por Bugs Bunny y su incansable perseguidor, el cazador Elmer. Junto a esta pequeña joya, les propongo otra, que bien podría utilizarse en clase de música como recurso didáctico para explicar la importancia del director de orquesta, que parece que no hace nada pero sí.




viernes, 2 de octubre de 2009

Ser olímpicamente correctos

El anuncio de que Río de Janeiro será la sede de los Juegos Olímpicos de 2016 me ha pillado, cómo no, en la consulta del traumatólogo. Se veía venir. Sólo digo una cosa: ¿a qué viene lo de la rotación de continentes? Vale, si no fuera así, habría cierta desigualdad, pero es que Madrid tenía mejor valoración en todos los aspectos. Pues nada, qué le vamos a hacer.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Lluvias


Hoy ha sido casi "la fin del mundo". A punto hemos estado los que nos desplazamos casi cincuenta kilómetros hasta Cartagena de no poder salir de allí. El agua acumulada por una lluvia que no ha cesado, según dicen, desde las doce del mediodía de ayer, ha dejado al instituto prácticamente rodeado de agua. El caos hoy era enorme: luces que iban y venían, otras que directamente ni funcionaban, padres llevándose a los hijos, profesores que se iban a por los suyos... En todo este lío, he conseguido dar mis dos primeras horas de clase, mientras que a la tercera sólo han venido dos alumnas que se han marchado con sus padres. Después tenía una guardia, pero mi compañero Ibn Mardanis, que también vive en Murcia, me lo ha dicho claro: "Yo me voy. ¿Te vienes?". Pues le he dicho que sí. Y que me busquen, me quiten el sueldo de hoy o me abran un expediente, pero lo que hemos pasado para salir de allí... eso no lo voy a olvidar.

sábado, 26 de septiembre de 2009

El tiempo vuela

Acabo de llegar de Tarragona, concretamente de Salou, de casar a un querido familiar, un chico que es el hijo que toda madre quisiera tener y el yerno perfecto. Buena persona, educado, trabajador, amable, cariñoso... todo lo que pudiera decir es poco. Ver casarse a José Joaquín me ha hecho consciente de lo mayores que nos vamos haciendo. Cuando vas a bodas de gente a la que has visto recién nacida, le has cambiado los pañales o le has limpiado la nariz, te hace ver cómo pasa el tiempo mientras uno se sigue sintiendo casi tan joven como cuando estos niños vinieron al mundo. Y cuando ya se convierten en padres... no digo nada. Creo que lo mismo debió sentir su madre cuando nos casamos nosotras, porque ella nos vio nacer. Ahora nos pasa a la generación siguiente y así seguirá en la próxima, como algo cíclico.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Ser políticamente correctos II

Nada, está claro que hay que ser políticamente correcto si uno no quiere que venga alguien por ahí y lo insulte. Madre mía, qué cuidado hay que tener.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Melancolíaaaaaa...

Me da pena que un cantante de la talla de Camilo Sesto pase a la posteridad como un tío que parece de cera y que canta tontadas como Mola mazo. Yo me crié viendo Aplauso y todavía recuerdo cómo me gustaba ver a este hombre en ese programa. El bagaje musical de mi infancia, creado a partir de los canturreos que oía a mi madre, va desde las canciones de los Payasos de la Tele a la copla protagonizada por Lola Flores o Pepe Blanco. Entre un extremo y otro podemos meter al Dúo Dinámico o al propio Camilo. Y es que este artista tenía una voz espectacular, amén de la elegancia con la que se presentaba en un plató, enchaquetado y con corbata, para cantar estupendas canciones. Fíjense si me ha gustado que en la última boda en la que estuve no me fui hasta que sonó Melancolía. Y la bailé a pesar de las sandalias criminales que calzaba y que me impedían caminar lo más mínimo.

Como muestra de lo que fue este hombre, les dejo un directo de Getsemaní. Para mí es insuperable y me pone los pelos como escarpias. Tanto su voz como su interpretación son de lo mejor. Bueno, cualquier interpretación del Camilo Sesto "clásico" es de quitarse el sombrero: Melancolía, El amor de mi vida, Algo de mí, Melina, Perdóname,... Hay donde elegir. Y eso que yo no soy una experta en él, pero lo que conozco me parece estupendo.

Categorías

Me contaba mi compañero Joseph Cartaphilus que, haciendo una guardia de recreo, lo llamó un alumno nuevo del PCPI (Programa de Cualificación Profesional Inicial) y le hizo la siguiente pregunta: "Oye, ¿tú eres un maestro o eres un zagal?". A semejante cuestión, Joseph respondió que sería un zagal, porque ni es un maestro ni tampoco una zagala. No creo que el otro pillara la ironía.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Mezcla ¿imposible?

Vean cómo en la música todo está inventado. Con una misma base rítmica armamos éxitos tan dispares como una canción de Beyoncé y otra de Encarnita Polo. A las pruebas me remito. Ni a caso hecho sale tan bien la coreografía.

http://www.zappinternet.com/video/XeZkSewBan/Beyonce-Paco-Single-Ladies-version-espanola

Confirmación

Se cumplieron los pronósticos: sólo salgo un poquillo antes los lunes. No sé qué ha pasado, he dado con varias personas que tenían el horario que yo quería y ellos querían el mío. A lo mejor ha sido un malentendido en jefatura. Hoy ha sido un día un tanto extraño: la hora antes del recreo, los tutores nos veíamos con nuestros alumnos para darles el horario. A partir de después del recreo, las clases se normalizaban ¡y yo tenía otras dos horas con los mismos! Se me han acabado los temas enseguida, qué horror.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Primeras impresiones

Bueeeeeeenoooooo, día de presentación a los alumnos de mi tutoría, bastante numerosa, por cierto. Al principio todos están calladitos... ya veremos cómo los mantenemos en un silencio más o menos aceptable. Ahora me toca conocer al resto... y el horario. Creo que no va a ser muy bueno por lo que me ha dicho una de las jefas de estudios. Estaba dándole las gracias por los grupos que me han tocado (al menos parecen buenecitos), a lo que me ha contestado: "Ya verás el horario...". Pues nada, no se puede tener todo, así que nos quedaremos con lo que nos toque. Espero salir un día un poco antes, no pido mucho, ¿no? Mañana les contaré.

martes, 15 de septiembre de 2009

La batalla que perdió Orry Main


En mi visita diaria a imdb para ver quién cumple años hoy, me he tropezado con la muerte de Patrick Swayze. No es que yo sea una fan de este actor, pero su lucha contra el cáncer de páncreas ha sido admirable hasta que, con 57 años, ha sucumbido a la enfermedad. Este intérprete, que siempre soñó con hacer un gran musical con su mujer, ha quedado en la mente colectiva como el Johnny Castle de Dirty Dancing y el Sam Wheat de Ghost. Sin embargo, para mí siempre será el Orry Main de Norte y Sur, personaje atormentado por una historia de amor con una mujer inalcanzable y sufridora. Recuerdo el bombazo que supuso la serie cuando la pusieron por primera vez en España. No vi el primer capítulo, pero una de mis compañeras de escuela, que siempre tuvo una gran facultad para contar películas que había visto, me habló de un par de amigos que se conocen en West Point y que pertenecen a dos familias ricas, una del Norte y otra del Sur. Me comentó que los protagonistas eran muy guapos, sobre todo el del Sur y, claro, con trece años pues esas cosas había que verlas. El jueves siguiente empecé a ver la serie, con ese comienzo con la música de Bill Conti y unos dibujos que me daban mucha envidia.



En los créditos finales salían los libracos en los que se basó la serie y otra de mis amigas, con la que hoy he quedado a comer, siempre me decía que se las iba a comprar cuando fuera mayor.

También recuerdo que justo el día en el que ponían el último capítulo, yo me fui de acampada con el colegio. Menos mal que luego pusieron la serie más veces. Realmente tuvo tres partes: Norte y Sur, Amor y Guerra y Cielo e Infierno, esta última infumable ya y que sólo emitieron muchísimo tiempo después. En ella, Orry había muerto y Madeleine, su gran amor, se casaba con George, su amigo de West Point. Demasiado para el cuerpo. Así que me quedo con las dos primeras partes. Querido Orry, descansa en paz.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Poder dormir

Decía en el post anterior que sólo había dormido cuatro horas y me explico. Vale que a veces me cuesta trabajo dormir sabiendo que al día siguiente tengo que madrugar, pero lo de mi calle es que ya es de juzgado de guardia. Comprendo que el dueño del bar de enfrente no pueda controlar si la gente que entra y sale de su negocio hable a grito pelao, pero sí que podría hacer algo con los que están sentados en la terraza colocada en el aparcamiento de motos. Bueno, ya queda menos para que entre el frío y la gente se quede dentro del bar.

También están los que van con motos que meten más ruido que el Concorde y los que pasan con la música a toda pastilla. Vamos a ver: ¿por qué tengo yo que enterarme de lo que escucha esta gentuza en sus vehículos? Me da igual que sea gitaneo, reggaetón o la mismísima Callas, no quiero oír nada. Anoche, a una hora tan prudente como las dos y media de la madrugada, pasa un matao con Melendi berreando a un volumen que hizo asomarse hasta al tío del bar; además, empezó a dar pitorrazos por si no nos habíamos enterado de que había llegado. Me asomé al balcón con esas ganas que tengo de tirarles el cubo del agua del aire acondicionado a este tipo de sinvergüenzas, y esta vez hubiera estado bien, porque era de esos coches con el techo abierto. Porque no sé si eso es delito, que si no... un día tengo que hacerlo y quedarme más ancha que larga.

La otra tipología es la de los que hablan por el móvil. La de conversaciones y discusiones que me he tragado. A veces me apalanco en el balcón porque, ya que me están incordiando con un griterío ininteligible, prefiero asomarme y enterarme de qué va el rollo. Lo malo es cuando son extranjeros y arman el diálogo desgallitado en no sé qué idioma. Eso ya me fastidia, no es por nada.

Y sí, me he puesto tapones en los oídos, pero ante ciertos comportamientos incivilizados, no hay nada que hacer.

¡AAAAAAYYYY!

Acabo de llegar a casa y por los pelos no me he desmayado por el camino. Tras una noche en la que sólo he dormido cuatro horas, hacer un desastroso oral de inglés, despedir a mahn que se ha ido a Madrid y recopilar información sobre un curso para ver si apruebo el nivel avanzado, llegaba a la parada del autobús cuando éste se iba. He salido corriendo hasta la siguiente parada y, por el camino, me he dejado el corazón, el estómago (con todo su contenido) y las piernas. Qué angustia. Y no crean que esto es cosa de ahora: nunca he tenido resistencia, porque tampoco la he trabajado. Estoy deseando empezar la natación, a ver si mejoro la forma.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Yo también me apunto...





... y también propongo una fácil, me parece. Al menos el tema :)


Creo que lo interesante sería poner detalles de obras más o menos conocidas, pero que nos pasen desapercibidos o que en el encuadre nos despisten, como ese pie propuesto por Dammerüng. No sé que dirán las participantes al respecto.

sábado, 12 de septiembre de 2009

El gusto por el detalle

Nictea y Dammerüng han propuesto un interesante juego en sus blogs basado en "la parte por el todo" de Saber y Ganar. Creo que sería estupendo que todo el que se pase por aquí visitara estas entradas, aunque las dos primeras ya estén resueltas. Puede ser fascinante cuando la cosa se ponga muy complicada.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Apariciones marianas

Pues sí. Ha ocurrido el milagro. No sé si será casualidad, porque estoy leyendo un librillo llamado El negocio de la Virgen, de Moisés Garrido Vázquez, en el que se trata el tema de las supuestas apariciones marianas. A lo mejor, dado que el texto va más bien en contra (y con razón) de que sea la Virgen la que baje de los Cielos, ésta ha decidido obrar algo excepcional en mí para que crea y crean ustedes. ¿En qué ha consistido? Pues en que se me "ha aparecido la Virgen" en el examen de septiembre de la Escuela de Idiomas. Llegué a hacer las dos pruebas que tenía suspensas, las realicé igual que en junio y hoy, para mi asombro, veo que estoy aprobada y que mañana me tengo que presentar al nivel avanzado. Como digo, un prodigio digno de Nuestra Santa Madre. Amén.

sábado, 5 de septiembre de 2009

El ratón y el gato más queridos de la Europa del Este

Un excelente momento de Los Simpsons. Y lo gracioso es que yo vi en mi infancia alguna cosa del estilo de Proletario y Parásito.


miércoles, 2 de septiembre de 2009

El concursante más efímero de la historia de la televisión


En su blog, mahn habló de ese mercado de carne que es un programa llamado Elígeme. Existe otro cuya dinámica no sé cuál es, pero parece más complicada que la del disparate de Cuatro. Se llama Mujeres y hombres y viceversa. Ahora mismo he puesto la tele y me veo a una pájara (la de la foto) en ese programa a la que ya he visto a lo largo del verano durante mis sesiones de zapping. Esto quiere decir que aquí la gente está yendo y viniendo o algo así. Pero a lo que voy: si en Elígeme puede darse el caso vergonzoso de que al concursante no lo quiera ninguna señorita, en este caso ha sido peor. Viene un zagal de veintiún años porque vio a esta petarda en la tele y le gustó. Y viene a por todas. La otra pone cara de circunstancias y una del público empieza a reírse. La presentadora le pregunta que de qué se ríe y la otra contesta que a la chica, llamada Jenny (una pija que parece que va de inocente tontita, y lo mejor es que es tonta de verdad), se le nota mucho lo que piensa: que no le gusta el nuevo que ha venido a conquistarla. El chico, ni corto ni perezoso, pues con las mismas se ha levantado y se ha ido. Vamos, visto y no visto. Al menos ha tenido dignidad.

Regalo de santo


Hoy es mi santo y mahn, a las doce en punto, me ha dado su regalo: el último disco de Second. Este año se va a convertir en la banda sonora de mis viajes de trabajo.

martes, 1 de septiembre de 2009

Menuda cruz

Ayer quería terminar esta novela para entrar en el nuevo curso sin dejarla a medio. Un follón pseudohistórico donde encontramos los elementos esenciales: una muerte extraña, los templarios, la alquimia, el grial, los líos del Vaticano... Podría haberse titulado El secreto Gaudí, pero hay que agradecerle al autor la originalidad en este caso. Porque miren que hay novelas con este tipo de nombres. Da grima ir a la Fnac y pasar por esa sección. Aunque mi compañero Joseph Cartaphilus y yo nos hemos empleado este verano en "arreglar" el asunto...

El argumento, en un principio, parece entretenido: una restauradora de la Sagrada Familia de Gaudí aparece muerta en un accidente. Sin embargo, un policía no lo ve del todo claro e intenta reconstruir los últimos días de la chica y en qué estaba trabajando. Hasta ahí más o menos la cosa va aparentemente bien. Pero no: la novela termina siendo un montón de datos e información puestos en boca de dos personajes (un cura y un arquitecto experto en Gaudí) que hacen que su lectura sea comparable a leer una tesis doctoral. Estos personajes citados sueltan unas parrafadas que son muy difíciles de digerir, llenas de nombres, alusiones históricas, latinajos, etc. El misterio como tal no existe, porque prácticamente se cuenta todo en esos capítulos. Algo parecido a lo que ocurre con El código Da Vinci, donde todo es dar datos y el efecto sorpresa se pierde. Aquí pasa lo mismo. Además, si la chica es asesinada por descubre el "secreto Gaudí", también deberían cargarse al arquitecto, porque es el que lo sabe todo sobre ese posible secreto. Por lo menos no es un tocho de ochocientas páginas.

Como siempre, pueden leer este comentario en Lecturas Reunidas.

De nuevo al trabajo

Parece mentira, pero ya estamos a 1 de septiembre, haciendo exámenes de ídem. Esta mañana ha sido de saludos de rigor (me he dejado gente sin saludar seguro, porque es un lío), reencuentros y alguna cara nueva. La sensación ha sido de no haberme ido hace dos meses. Entre lo rápido que se pasa el tiempo y que he estado en contacto este verano con gente del instituto, parece que no he desconectado del trabajo. Bueno, ahora quedan los repartos y el horario. A ver qué pasa este año.

sábado, 29 de agosto de 2009

Spots Volkswagen

En el blog de Javier Moñino me he encontrado con un anuncio estupendo de Audi. Me han venido a la memoria otros de Volkswagen que también están muy bien:





viernes, 28 de agosto de 2009

Leer sin poder parar


Anoche, a eso de las tres menos algo de la madrugada, terminé esta novela que, en mi edición, se titula Esclavos de la oscuridad, sin el "los", pero bueno.

mahn me la había recomendado con mucho fervor y no me ha decepcionado. He de decir que la trama te engancha desde el principio, no deja lugar al aburrimiento. La manera de componer una historia tan compleja sin que decaiga en casi setecientas páginas me parece un logro, porque el lector sólo quiere saber más y más de lo que ocurre aquí. Es cierto que el meollo del asunto no me ha llegado a convencer, pero me lo he pasado bien leyendo la novela. Este tipo de investigaciones son las que me gustan, y no los rollos político-financieros, que me parecen un tostón... pero para gustos, colores. El autor nos lleva y nos trae como le da la gana por la historia, presentándonos a muchos sospechosos, haciéndonos caer un poquillo en sus trampas...

Todo comienza con el intento de suicidio de un policía. Su mejor amigo (y narrador de la historia) de encargará de reconstruir qué era lo que se llevaba entre manos para llegar a algo así, porque ambos son fervientes católicos... Y hasta aquí puedo leer.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Lolitas


Acabo de ver anunciar en la tele una nueva serie llamada 90-60-90 Diario secreto de una adolescente. Con semejante título, y viendo la presentación, ya se pueden imaginar. Trata de una relación prohibida entre un hombre de 41 años y una chica de 16. Qué quieren que les diga, pero odio la imagen de lolitismo y sexualidad en general que continuamente nos ofrecen las series españolas. Anuncios, programas varios, teleseries,... todo va a lo mismo: el sexo. Ahí tenemos, por ejemplo, un anuncio de champú anticaspa según el cual el tío que lo usa mantiene su cabeza fría "para tenerlas a todas contentas". Hablando mal y pronto: que si te pones el susodicho champú mojas seguro y cumples con todas. Ni la viagra. Y luego tenemos lo de las series: nunca he soportado las historias de hombre maduro con adolescente-pero-muy-madura-para-mi-edad-aunque-me-visto-como-si-tuviera-once-años. Uséase: la pava de Los hombres de Paco, sin ir más lejos. Lo que empezó siendo una comedia con su gracia terminó por convertirse en una historia de sexo adolescente pseudorromántico insoportable. La niña con ínfulas de nueva Lolita era para salir corriendo.

Pues ahora nos anuncian este nuevo rollo. Y a todo esto, me viene a la cabeza que ayer vi el programa Diario de... en donde se hablaba, entre otras cosas, de los peligros de Internet para los adolescentes. Una reportera se hizo pasar por una niña de 13 años y, al minuto de crear el perfil, ya tenía un montón de tíos invitándola al chat. Uno la llamó por teléfono y le preguntó cada cosa... hasta que consiguió quedar con la "adolescente". Finalmente se reveló como un guarro de tomo y lomo pillado por la Milá y sus cámaras. Asqueroso.

Colecciones tontas

Hay dos cosas que nos indican que se acaba el verano y empieza la rutina del trabajo. No se trata de la bajada de las temperaturas ni del acortamiento de los días, sino de los anuncios de la vuelta al cole de El Corte Inglés y la venta de fascículos coleccionables de lo más absurdo. Lo de los grandes almacenes todavía me pone los pelos de punta y me retrotrae a mi infancia. Pero lo de los coleccionables me sorprende cada año con cosas más extrañas, así que no se sorprendan si alguna vez ven algo como esto en un quiosco:

martes, 25 de agosto de 2009

Vuelta a la Regencia


He leído Venetia, de Georgette Heyer. Esta autora es muy conocida por ser una experta en novelas de misterio tipo Agatha Christie, aunque tiene otras que han sido comparadas con las de Jane Austen, hasta el punto de considerarla su heredera. A pesar de haber nacido en el siglo XX, Georgette Heyer ambientó estas historias en la misma época que Austen, es decir, en la Regencia. La manera de escribir, sus heroínas y su sentido del humor recuerdan bastante a su predecesora. De Heyer leí hace años El tío Sylvester, que no me disgustó, pero que tampoco me dejó mucha huella, la verdad. Compré Venetia para desintoxicarme de Larsson y vampiros. Deseaba volver un poco a las historias sencillas, con personajes divertidos, diálogos inteligentes, tramas un poco culebroneras y mucha ironía. Pues, en ese sentido, Venetia no me ha decepcionado. Sin llegar a ser Orgullo y prejuicio, su protagonista, Venetia, es la heroína independiente, viva e inteligente que gusta a las lectoras. Lo mejor es que, en contra de todo y de todos, se enamora de un libertino trece años mayor que ella. En él encuentra a alguien con quien reír, hablar y ser ella misma. Su primer encuentro es ya bastante divertido, la verdad. Venetia no es una chica al uso. La mismísima Elizabeth Bennet palidecería ante las ocurrencias de esta señorita. Y qué decir de lord Damerel, un hombre que está de vuelta de todo, un antihéroe... o no.

Lo que está claro es que he tenido que leer esta novela poniendo los cinco sentidos, porque cada frase o descripción contienen mucha información. Nada que ver con las historias de vampiros o con el follón informativo de Larsson. Unas pecan de simples y otros de pesados. Aquí he encontrado un cierto equilibrio.

Un añito

Pues ya hace un año que nació mi sobrino. Ayer fue la celebración de su primer cumple y no pudo ser mejor. El crío se lo pasó en grande, se pringó con la tarta todo lo que quiso y disfrutó de lo lindo. Cuando sea mayor no lo recordará, pero fotos para que se haga una idea sí va a tener.

viernes, 21 de agosto de 2009

Fin de Crepúsculo




Ya terminé con Amanecer, por tanto, también con toda la serie Crepúsculo. No sé qué manía tienen los escritores cuando empiezan a hacer segundas, terceras, cuartas, etc, partes de sus novelas que la siguiente es siempre más gorda que la anterior. Véase por ejemplo el caso de Harry Potter. Aquí lo mismo: de la primera a la última hay una diferencia de casi cuatrocientas páginas. Y otra chorrada específica de esta serie en concreto: ¿desde cuándo le llaman a la protagonista con el diminutivo de Bells? En esta última parte todo quisque se lo dice.

Pero vayamos al asunto. La tercera parte nos dejó un epílogo protagonizado por Jacob, una manera de la autora de cubrirse las espaldas de cara a la siguiente entrega, porque una de las partes está protagonizada por este personaje. De esa manera podemos asistir desde otro punto de vista a algo muy importante a la vez que nos tiene más en vilo, claro. A veces da la sensación de que Jacob es más protagonista que el propio Edward, precisamente por ese peso que tiene conforme vamos avanzando en la historia, sobre todo en Luna Nueva. En cuanto a Bella, sufre una transformación en su personalidad bastante grande: madura, deja de ser una adolescente y no sé hasta qué punto las lectoras con las hormonas aceleradas se sentirán tan identificadas con ella. Supongo que el interés por saber en qué queda la historia entre el vampiro y la mortal pesa más. Lo que está claro es que, de nuevo, tendremos amenazas para la familia Cullen en el horizonte... y de nuevo es Bella la principal causa, aunque esta vez hay algo diferente, que no voy a desvelar aquí, por supuesto.

Lo que sí se percibe es un final cerrado con una pequeña fisura, diminuta, pero ahí está. ¿Habrá quinta parte? No creo, pero miren lo que ocurrió con Los pilares de la tierra veinte años después...

miércoles, 19 de agosto de 2009

Vídeo inquietante

Les dejo un vídeo de Tom Petty and The Heartbreakers. No soy seguidora de esta formación, pero el tema que quiero compartir con ustedes forma parte de mi pasado como fiel espectadora de todo programa de vídeos que hubiera en la tele, que eran pocos, por cierto.

Seguro que cuando lo vean, algún que otro seguidor de este blog comprenderá un poco lo que hace Tom Petty...

http://www.youtube.com/watch?v=I2xb0gwDaaU

sábado, 15 de agosto de 2009

La mujer de verde


En un día me he merendado esta novela. Después de tochos como los de Larsson o los de Stephenie Meyer, un libro con sólo 300 páginas es pan comido. Bueno, y que se deja leer, claro. Y todo ello a pesar de que de nuevo estaba ante una obra nórdica, islandesa para más señas. Pero no llega a las cotas de Millennium, "la trilogía de culto" según rezaba un cártel que he visto hoy en el Centro del Libro, al que he ido con mahn para traerme Amanecer.

Compré La mujer de verde pensando en que iba de otra cosa. Según el argumento de detrás (que no suelo leer por si me chafan algo, aunque esta vez sí lo hice) el hallazgo de unos huesos de hace unos cincuenta años va a poner al descubierto algo conocido como "el asesinato de almas". Misterioso, ¿eh?. Nada de eso. La novela está escrita mezclando el presente y el pasado. En cuanto ha salido el primer trozo narrando el pasado me he dado cuenta de que ese "asesinato de almas" no es otra cosa que el maltrato en el ámbito del hogar. A la hora de identificar los huesos que se han encontrado no hay mucho misterio, la verdad. No conozco los parámetros de la novela negra y la he etiquetado como tal porque así aparece en todos lados, pero yo pensaba que este tipo de literatura era otra cosa. Wunderk es más experta. A mí me ha parecido estar leyendo el argumento de un capítulo de Caso abierto o Bones. El ir del pasado al presente, sobre todo al final, me ha recordado bastante la manera de hacer la primera de las series citadas. Lo que sí me ha gustado es la manera de reflejar el sufrimiento de la mujer maltratada, porque creo que analiza bastante bien los sentimientos que estas víctimas llegan a tener: la culpabilidad, el miedo, el no saber cuándo vendrá el próximo golpe... Dramático. Pero misterio poco. Al menos va al grano y no nos lía demasiado.

viernes, 14 de agosto de 2009

Quejarse de vicio III

No tengo perdón de Dios. Habiendo salido escaldada de Millennium, no se me ocurre otra cosa que ponerme con La mujer de verde mientras espero la cuarta parte de Crepúsculo. Cuando la cité algún post más abajo, no dije que es de un autor islandés. Vale, no es sueco, pero para el caso de los nombres imposibles es lo mismo que si fuera de la tierra del Ikea. Ahí va una perla, página 33:

Erlendur, junto al hoyo bañado en el sol del atardecer, miró hacia el norte, a Mostellsbaer, Kollafiördur y el monte Esja, las casa de Kjalarnes. Vio los coches por la carretera de Vesturland, bajo el monte Úlfarsfell, en dirección al centro de Reikiavik.


Eclipse


Ya he terminado Eclipse, así que a mahn no le queda más remedio que comprarme Amanecer para que termine con el lío humano-vampírico-licántropo cuanto antes. Posiblemente no sea la manera más adecuada de leer, así, como a tragalaperro, pero tampoco es una literatura que agote por lo densa. El cuerpo te va diciendo el ritmo que debes ir llevando. Ya les contaré en lo que queda la cosa cuando termine con la serie.

domingo, 9 de agosto de 2009

Elegir qué leer

La semana antes del encierro inglés casi terminé de leer El misterio de la casa Aranda de Jerónimo Tristante. Me lo llevé a Camposol, como una pequeña licencia a conceder a mis neuronas, y allí me lo terminé.

Esta tarde he empezado La mujer de verde, pero a la vista de que Wunderk está con Eclipse, me he puesto manos al vampiro y he dejado para más tarde la otra novela. Ya veremos qué tal, aunque una de mis alumnas del año pasado me dijo que era la peor. Supongo que Stephenie Meyer estira ya demasiado la historia, pero siempre da gusto tropezarse con Edward Cullen por ahí, la verdad.

En cuanto al libro citado en primer lugar, a pesar de que había leído antes la segunda entrega dedicada al detective Víctor Ros en la que se decían ciertas cosas ocurridas en esta primera aventura, me ha gustado. Engancha el misterio, aunque me parece más redonda El caso de la viuda negra en cuanto al argumento. La tercera, que supongo que saldrá, me la leeré seguro. Bien por nuestro paisano Jerónimo Tristante. Ya saben, me voy a Lecturas Reunidas a poner la entrada correspondiente.

En "España" otra vez

Ya hemos vuelto del Guantánamo inglés. Ha sido una buena experiencia y, por otro lado, bastante extraña. Lo de Camposol es un disparate: parecía la Iniciativa Dharma y nosotros los Otros. Imagínense todo un pueblo en pleno Campo de Cartagena en el que sólo se habla inglés y viven ingleses. Los extranjeros éramos allí los españoles. Como digo, un disparate. Fíjense que hasta me compré un imán para el frigo con la bandera de España y el típico toro de Osborne para recordar que estaba en mi país...

En cuanto al curso, ha sido muy relajado y eso se agradece. Las clases más teóricas eran sólo por las mañanas y después teníamos distintas actividades. Fuimos a una clase de golf y el profesor me dijo, supongo que para animarme, que tenía potencial. Qué cosas. Lo mismo es el único deporte que puedo hacer. Las profesoras han sido muy amables y la madre de una de ellas, que era la que cocinaba, nos ha cebado a base de bien. Lo digo con todo el cariño, porque es peor pasar hambre en un sitio que no conoces. Allí se comía a todas horas y todo riquísimo. Ahora puedo decir que la comida inglesa no está nada mal, sobre todo los postres. Eso sí, lo del fish and chips me lo imaginaba de otra manera. Me parece que he engordado tres o cuatro kilos, no les digo más.

Los compañeros han sido fantásticos. Todos menos uno éramos de Murcia y teníamos conocidos en común. En total éramos seis, un padre y su hijo, un maestro de Valladolid, un ingeniero, mahn y yo. El padre y el hijo son de Alquerías, así que conocían a gente que también eran conocidos de mahn. Pero lo mío ha sido peor: el ingeniero era de Nonduermas, fue al mismo colegio que yo, un año después, y ninguno se acordaba del otro, pero él conocía a toooooodos mis compañeros de clase. Fue muy gracioso. Y lo que nos hemos reído con el padre de Alquerías.

Ha sido positivo. Cuando pensaba en contar todas estas cosas a mi familia o escribirlas en el blog ¡lo hacía en inglés! Ese es el objetivo de este tipo de cursos. Ahora, la vuelta a la realidad.