sábado, 26 de septiembre de 2009

El tiempo vuela

Acabo de llegar de Tarragona, concretamente de Salou, de casar a un querido familiar, un chico que es el hijo que toda madre quisiera tener y el yerno perfecto. Buena persona, educado, trabajador, amable, cariñoso... todo lo que pudiera decir es poco. Ver casarse a José Joaquín me ha hecho consciente de lo mayores que nos vamos haciendo. Cuando vas a bodas de gente a la que has visto recién nacida, le has cambiado los pañales o le has limpiado la nariz, te hace ver cómo pasa el tiempo mientras uno se sigue sintiendo casi tan joven como cuando estos niños vinieron al mundo. Y cuando ya se convierten en padres... no digo nada. Creo que lo mismo debió sentir su madre cuando nos casamos nosotras, porque ella nos vio nacer. Ahora nos pasa a la generación siguiente y así seguirá en la próxima, como algo cíclico.

5 comentarios:

Tigretón dijo...

Conozco una persona en "mi" Blanca (Murcia, es "mi" Ciudad, Blanca mi pueblo, siempre lo diré), encargado de la finca de mi padre. Huertano de pura cepa, y con una filosofía muy particular, me dijo un día: "Nene, en "cuanti" pasas la mili, se te pasa la vida volando".

Yo no he hecho la "mili", me libré por la miopía, (aunque tuve mi noche de rigor en el Hospital Naval para reconocimiento médico al día siguiente). Pero el sentido de la frase se entiende perfectamente. Leí una vez que nuestro cerebro hace que con el paso de los años el tiempo parezca que pasa más rápido (?¿).

En cuanto a lo otro que dices, todo en la vida es cíclico, desde el nacimiento al fallecimiento, desde los que ayer eran hijos, hoy padres, nuestros padres, hoy son abuelos... Todo pasa, todo cambia, pero todo permanece y vuelve. ¡Me estoy volviendo un presocrático auténtico!

Wunderk dijo...

Athena, al pensar que le he dado clase y que ahora usted se escribe a su vez con antiguas alumnas suyas ¡me siento viejísima!

Athena dijo...

Bueno, Wunderk... no nos llevamos tantos años. Los profesores de la universidad pueden ser casi tan jóvenes como sus alumnos, pero los de instituto... uf, a los mayores que tuve el año pasado les doblaba la edad. Y tengo alumnos cuyas madres son de mi edad o incluso más jóvenes.

Querido Tigretón: es cierto lo del tiempo que pasa deprisa. Ahora veo en la tele una película y pienso que cómo la están echando ya en la Primera si tiene sólo dos o tres años... y resulta que tiene diez. Madre mía, lo de calcular el tiempo que hace algo lo llevo fatal :P

Nictea dijo...

Recuerdo la primera vez que dije "hace diez años" Fue tan raro... Ahora que mi vecina "pequeña" ha entrado al instituto he comprobado todo lo que se acaba de decir ahora mismo.

Tigretón dijo...

También leí en una ocasión que no te das cuenta del tiempo que pasa hasta que la dependienta del Corte Inglés te llama de usted o de "caballero" (o "señora", en su caso) ;-)