sábado, 13 de noviembre de 2010

Berlanga

Adiós a uno de los más grandes, que no ha querido quedarse aquí tras la marcha de Manuel. Nos quedan sus películas, su ironía, su crítica... y su made in Spain. Y a mucha honra.

2 comentarios:

Miguel dijo...

Suerte que tengamos sus excepcionales películas para recordarle.

Alberto dijo...

Lo que más me gusta de sus películas es que cuenta historias de fracasados (desde el yerno del verdugo hasta el hijo de los marqueses de Leguineche) pero con una comicidad única. Un grande.