jueves, 10 de octubre de 2013

De ésta me forro

Me etiquetaba Lo por el Facebook en una curiosa publicación en su muro que llevaba a un enlace aún más curioso: éste. Pinchen y lean. Y mueran también. Dos veinteañeras que, a la sombra del Grey, han decidido perpetrar su propia trilogía pseudoérotica, mal escrita y en plan cachondo, en el que relacionan sexualmente (agárrense y respiren hondo) MUJERES Y DINOSAURIOS. 

Prefiero las portadas de Fabio

Aparte del disparate general en sí, es que también lo es históricamente hablando, porque humanos y grandes saurios nunca convivimos en la Tierra. Sólo lo hicimos en el imaginario colectivo al ver películas tales como Hace un millón de años. No creo que estas sinvergüenzas en el sentido más literal de la palabra sepan ni que existe esa película, vamos. Sin embargo, son tan pudorosas que se ocultan tras un seudónimo porque faltaba encima que dijeran sus nombres, con lo cutre que es lo que escriben. ¿Pero es que estamos locos? Sí, me he respondido a mí misma. Y yo me quiero subir al carro, porque semejante locura reporta pingües beneficios.

Así que, ni corta ni perezosa, con la incondicional colaboración de mi querido Josito Montez y de la cazatalentos de Lo (a ver cuándo monta una editorial, porque qué ojo tiene, oiga), nos hemos puesto a imaginar una novela erótico-vegetal. Sí, han leído bien. Los saurios ya están pillados, así que nos ha parecido más original imaginar una historia de amor con tintes pseudosadomasoquistas entre una señora y un cactus. Y todo desde el punto de vista del cactus, por supuesto. En una especie de cadáver exquisito que no hubieran imaginado ni el mismísimo Cabaret Voltaire, hemos empezado a soltar parrafadas, frases sueltas y disparates, pero ojo, perfectamente escritos. Que para cachondos nosotros, pero nos gusta escribir bien, porque lo cortés no quita lo valiente.

Mientras hacíamos nuestros pinitos en el género de la denominada «literatura chatarra», se nos han ocurrido varios títulos que darían para una tetralogía: Esquejes profundos, Ardiente fotosíntesis, Espórame e Injertos de pasión son los sugerentes nombres para nuestros futuros éxitos literarios. Jos y yo dándole a la tecla y Lo diseñando la portada para la primera entrega, que será publicada con seudónimo (también creado por Lo): Kimberly Carrington Fox. He de decir que me rindo ante el fotomontaje que ha hecho, muy superior al cutrerío de los dinosaurios.

Donde esté un cactus, que se quite Fabio

Dicho todo esto, no les extrañe que un día escriba un post comentando la trilogía de los saurios y las señoritas en bikini, que seguro que, además, algo fruncen. Ya saben cómo soy.

9 comentarios:

Elora dijo...

Impresionante. Espectacular. Maravillada me hallo.

No encuentro las palabras para definir tal obra. Solo tengo una pregunta...

¿Cuándo sale a la venta?

Athena dijo...

¿La de los dinosaurios o la nuestra?

Elora dijo...

La vuestra, por supuesto. Esa de los dinosaurios no tiene ni punto de comparación con "Esquejes Profundos".

Athena dijo...

Esto lo escribimos en dos tardes y media, sin revisar ni nada, y al día siguiente está. Yo te aviso.

Beth Alonso dijo...

¡Desencajada estoy!
Bueno, pues ¡a regar ese huerto ya, xd!

Lo dijo...

Jajajajajaja, haremos una portada mejor, tal vez poniendo la cara de Fabio en el cactus llamado Shane...
La editorial será Esporas cachondas, por lo menos, jajajaja.
Besotes!

Conch dijo...

Jajajajjaj Estás mu mal!

Kahlan89 dijo...

¡Madre mía!! Me estoy partiendo de risa jajajajajaja

A mi tb me avisas cuando salga esa Novelaza de Cactus Maromiales xDDDDDDDD

CHARI dijo...

Si no lo leo no lo creo.. y yo que creí perdida mi capacidad de sorpresa.. Estupefacta me hallo ja, ja, ja..