martes, 16 de junio de 2009

Mal de ojo

Pues nada. Que me voy con mi hermana mayor a coger un cabreo (léase "de compras") y, cuando íbamos andando, nuestras manos se han tropezado, con tan mala fortuna que el golpe me ha dado en un sitio de esos que duelen mucho. Y es que ella llevaba un anillo de plata que parece un puño americano, porque qué dolor tengo, apenas puedo escribir estas líneas. Un disparate. Estoy por no salir de mi casa, aunque lo mismo me electrocuto o me caigo en la ducha. Se admiten sugerencias.

3 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

No veas "Destino final" pq entonces ya es que ni sales de la cama!!!

Javier Moñino dijo...

Consejo: sal a darte una vuelta.

Saludos!

Antonio Sánchez dijo...

Qué cosas te pasan, querida Athena... Me recuerdas a una buena amiga a la que llamamos "Pilar la TOTEPASA", porque a la pobre parece que la ha mirado un bizco...
Hace bastante que no paso por tu blog... Ya te darás cuenta de por qué si sigues próximamente el mío... Aprovecho para desearte un felicísimo final de curso y un merecidísimo empiece vacacional.Besos.