jueves, 17 de enero de 2013

Yo no soy la única pervertida

Mi querida prima María sabía lo que se hacía cuando me ha mandado este anuncio. No es que sea buenísimo, pero parece hecho por y para mí.


5 comentarios:

Josito Montez dijo...

Creo que es el mejor título de un post que he visto nunca, jajaja.

Athena dijo...

Al menos llama la atención, ¿eh? El próximo será "Sexo gratis" o algo así, jajaja :P

Anónimo dijo...

Estudiante de medicina viola profesora luego de divertirse mutuamente en fiesta de matrimonio
Jahel Yovera Cobeñas



Julio,29,2008.- Sullana.- Un futuro médico abusó sexualmente de una profesora la madrugada del pasado 27 de julio, luego de que ambos salieran juntos de la celebración de un matrimonio en el distrito de Bellavista.
Se trata de Hander Otero Merino (25), domiciliado en la calle Santa Catalina Nº 298 del sector de Sánchez Cerro en Sullana, quien la noche del sábado último asistió en compañía de la profesora L. C. C. (25) a una boda celebrada en el Casino Militar, ubicado en la primera cuadra de la calle Ancash en Bellavista.
En este local estuvieron hasta las 2:30 de la madrugada momento en que se retiraron. Según la agraviada, había ingerido licor encontrándose un poco mareada, mientras que al parecer, Otero se encontraba en sus cabales.
Ambos abordaron un motokar hasta la vivienda de la docente, sin embargo, lejos de llevarla hasta su domicilio, el sujeto pidió al mototaxista llevarlos hasta un conocido hostal donde, aprovechándose de la embriaguez de la joven mujer, dio rienda suelta a sus sórdidas pasiones.
Cerca de las siete de la mañana del día siguiente, la agraviada despertó en el mencionado hospedaje, dándose con la ingrata sorpresa de haber sido ultrajada por su acompañante y hasta entonces amigo.
Aún desorientada, increpó la actitud de Otero para finalmente abandonar el recinto con rumbo a su vivienda donde contó lo sucedido a sus padres que denunciaron el caso ante la comisaría PNP de Sullana cuyos efectivos lograron la captura del violador el cual fue recluido en la carceleta del poder judicial.
Datos
Otero Merino es un estudiante de Medicina Humana en la Universidad Nacional Federico Villareal de Lima, y había llegado a Sullana aprovechando sus vacaciones de medio año.
En su defensa, el acusado aceptó haber mantenido relaciones sexuales con la agraviada pero “con su consentimiento”.
El reconocimiento médico legal practicado la víctima arroja que ésta presenta lesiones extragenitales y genitales recientes. El caso es investigado por la Fiscalía de Turno.
http://www.elregionalpiura.com.pe/archivonoticias_2008/julio_2008/julio_29/locales_29.htm

Anónimo dijo...

Las manoseaba
08 de Octubre del 2011 – 23:04
La policía de la comisaría de El Agustino intervino al residente de Medicina, Angel Emanuelle Velarde Muñoz (25), acusado de realizar tocamientos indebidos en sus partes genitales a 4 pacientes del pabellón de Ginecología del Hospital Hipólito Unánue.
Según los agentes, el jefe de seguridad del referido nosocomio Carlos Ruiz Valentín (40), denunció el hecho al tomar conocimiento de lo ocurrido por denuncia de las agraviadas, Yuriko T. D. (22), Diana L.C. (28), Lindi Castro G. (28) y Hely P. M. (24) de los pabellones B-1 y B-2. ‘Apagó las luces para tocarnos’, manifestaron.
Acusado de tocar a pacientes en hospital
Sábado 08 de octubre del 2011 | 08:36
Un interno de Medicina atacó a cuatro mujeres internadas en pabellón de ginecología. Estudiante declaró a la Policía que estaba ebrio.
El hecho ocurrió en el nosocomio Hipólito Unanue de El Agustino. (USI)
“Entró a pedir nuestros datos. Luego nos dijo que nos desvistiéramos y nos tocó”, fue lo que narró a la Policía la paciente Y.T.D. (22) quien, con otras tres mujeres, acusa al interno de medicina Ángel Velarde Muñoz (25) de haber cometido tocamientos indebidos.
Ocurrió la madrugada del jueves en el hospital Hipólito Unanue, en El Agustino. Y.T.D. (22), D.L.C. (28), L.G.C. (28) y H.P.M. (24) estaban en el pabellón B-1 y B-2 de Ginecología cuando Velarde entró, les pidió que se desnudaran y les tocó sus partes íntimas.
Las mujeres sospecharon que no se trataba de un procedimiento regular, ya que el hecho se produjo a oscuras. Además, no había ningún médico presente.
Tras ser detenido, Velarde afirmó que estaba ebrio y que no recordaba nada. Horas antes, según contó, estuvo en una reunión y decidió quedarse a dormir en el hospital porque el jueves estaría de turno en la mañana. El estudiante permanece en la Fiscalía.

Anónimo dijo...

21.01.2015 | 22:47 pm
Joven denuncia que fue víctima de tocamientos indebidos en clínica
Doctor le habría tocado sus partes íntimas argumentando que su dolor se podía deber a un problema hormonal.
Una estudiante de 20 años denunció al médico Paul Portilla, de la Clínica Providencia, de realizarle tocamientos indebidos cuando llegó a atenderse por un dolor de cabeza.
Según manifiesta, el doctor le tocó sus partes íntimas argumentando que el dolor se podía deber a un problema hormonal.
Según la denuncia de diciembre pasado, el médico jefe del piso donde fue atendida reconoció que Portilla no estaba a cargo del área. En tanto, su abogado señaló que no se ha presentado a las citaciones.
Joven de 20 años denuncia a médico por tocamientos indebidos
Vera Lucía es una joven de 20 años que sufre de migraña. Ella fue hasta la clínica Providencia en San Miguel para iniciar un tratamiento, pero lo que sucedió fue realmente aterrador.
era Lucía es una joven de 20 años que sufre de migraña. Ella fue hasta la clínica Providencia en San Miguel para iniciar un tratamiento, pero lo que sucedió fue realmente aterrador. El Dr. Paul Portilla Condeso, mediante la excusa de “descartar un problema hormonal”, sometió a la joven a tocamientos en sus partes íntimas por más de media hora, según denuncian. El mal momento había pasado, pero todo tornó en una pesadilla, cuando otro médico, que se le acercó para atenderla, le dijo desconocer a Portilla. El médico no ha querido dar la cara a la prensa y se encuentra no habido.
MIÉRCOLES 21 DE ENERO DE 2015
DOCTOR NO ASIGNADO SE APROVECHÓ DE CONDICIÓN DE PACIENTE
UNIVERSITARIA DENUNCIA ABUSO SEXUAL EN CLÍNICA DE SAN MIGUEL
Atenderse por una fastidiosa migraña terminaría marcando su dignidad de por vida. La joven estudiante de Administración, Veralucía Rojas Veramatus (20), denunció haber sido víctima de un abuso sexual. Hecho cometido por Poul Rogger Portilla Condezo (26), presunto doctor de la clínica “La Providencia”, en San Miguel.
Abuso de su condición
Refiere Rojas Veramatus, en denuncia registrada en la comisaría de Maranga, que la tarde del 16 de diciembre acudió a la referida clínica para atenderse de una migraña. “Me llevó al piso 9 argumentando que no contaba con guantes quirúrgicos para revisarme. A solas me subió la bata e introdujo sus dedos en mis partes íntimas por más de cinco minutos. También me sobo los senos. Dijo que mi migraña podría ser causada por un cuadro de infección por transmisión sexual”, refiere la joven.
No era procedimiento profesional
Fue cuando llegó el médico Oscar Alberto Lazarte Rodríguez que Rojas confirmó el abuso. “Le conté la manera en la que fui atendida y condenó el acto. No tenía que ver con un procedimiento ético. Aparte él no era el encargado de dicho piso. Abusó de mí”, comentó indignada.
La defensa legal de Rojas señaló que Portilla se encontraba citado para ayer martes a la Divincri de San Miguel. “No se acercó. Sabe que será denunciado por el delito de actos contra el pudor y tocamientos indebidos”, refirió el doctor Alberto Villanueva Osorio, abogado de la joven.
No videos, no historia clínica
La clínica habría negado la existencia de videos de seguridad dentro de sus instalaciones, asimismo recalcado no tener una historia clínica de Rojas Veramatus. No pudiéndose comprobar la existencia de la agresión sexual. Esta es una versión dada por familiares de la agraviada.