miércoles, 8 de enero de 2014

My guilty pleasure: "Reign"

Podría hoy hablarles de lo mucho que he visto o estoy viendo últimamente: Peaky Blinders, The great train robbery, Death comes to Pemberley, el final de The Paradise, Vikings (que la tengo a medio), Orphan Black, el especial navideño y fin de temporada de Downton Abbey, los nuevos capítulos de Drácula, The Big Bang Theory o Sherlock (que está siendo un poco autocomplaciente, todo hay que decirlo). Pero no. Hoy les hablaré de una chorradilla campestre que me he tragado de una sentada. Ocho capítulos que he visto seguidos, sin meter otra serie (excepto el 3x02 de Sherlock y Orphan Black) de por medio. Me refiero a Reign. Espero que después de esta confesión no dejen de leerme, porque esto es grave, aunque aquí he confesado haber visto disparates como Terra Ribelle, pero sé que me lo han perdonado por el maromaje allí presente, no me digan que no. 

Recuerdo haber empezado a ver Da Vinci's Demons y quedarme ojiplática por lo que ocurría: un disparate histórico absoluto. Aún así, la tengo en la recámara para alguna ocasión, porque si estoy viendo Drácula o Sleepy Hollow, a ver por qué no una serie sobre el genio florentino, por muy loca que sea. No será tanto como Leonardo, una producción absolutamente teen que, inexplicablemente, ha tenido dos temporadas. Enlazando con los dos Da Vincis, esto es, con lo historidisparatado y lo teen, me centro ya en Reign.


Cuando empezó me bajé el primer capítulo, pero no llegué a verlo, ni siquiera un minuto. Oí que era una cosa adolescente y pasé en ese momento. Sin embargo, no borré el archivo. Ya caería, ya. Y el día llegó este domingo pasado. Me tocaba quedarme con mi madrina desde la mañana hasta la hora de la siesta, de forma que me fui cargada con mi portátil y mis series. Después de ver dos capis de Vikings y el de Drácula, pensé en echarle un ojo a Reign. Cuando empezó me quedé con la misma cara que con Da Vinci's Demons: mezcla de música moderna con serie de época, vestuario chirriante, un quinteto de pavas... Esto parecía 1557 A.D. Sensación de Vivir. Sin embargo, no sé por qué, me lié a verla. Bueno, sí sé por qué: porque había rollete amoroso y tal. Como tengo el síndrome de Peter Pan, el mismo que me hacía ver de estrangis con mis buenos veintitantos años Road to Avonlea o Dawson crece, pues me pedía el cuerpo esto: jovenzuelas y jovenzuelos enredados en el primer amor, los celos y, de fondo, las conspiraciones políticas y hasta algo de intriga sobrenatural. Si The Tudors era, en palabras de mi querido Josito Montez, una producción historifolclórica, esta es historifolcloricoteenager, valga la palabra. Entremos ya en los personajes.

María I Estuardo, reina de Escocia


Esta joven fue proclamada reina siendo un bebé, pero desde el principio su vida se vio amenazada por los intereses ingleses sobre Escocia. Por esta razón fue enviada de pequeña a Francia, donde se acordó su compromiso con el heredero, Francisco, hijo de Enrique II y Catalina de Médicis. La serie empieza con su vuelta a la corte francesa tras pasar varios años en un convento. Allí se reencontrará con Francisco, sus amigas de la infancia y alguna que otra sorpresa.

Francisco, delfín de Francia


Francisco es el prometido de María, una alianza que ambos países necesitan. Al principio no le hace mucha gracia el compromiso, porque apenas recuerda nada de ella y, claro está, es un adolescente que debe librar una batalla interior entre el deber y los sentimientos. ¿Quién ganará? ¿Serán incompatibles? Tatatachánnn, emoción, intriga, dolor de barriga.

Sebastián de Poitiers, el bastardo real


A Torrance Coombs, el actor que encarna a Sebastián, siempre le pasa igual. En The Tudors se enamoraba de la mujer inalcanzable y aquí lo mismo. Es un personaje ficticio, añadido para dar chicha a la trama amorosa. Se supone que es hijo del rey y de su amante, Diana de Poitiers, y es un poco mayor que el heredero. Los hermanastros se quieren, Sebastián, llamado cariñosamente Bash, respeta a Francisco, pero Diana tiene otros planes para él. Es un chico serio y responsable, aunque no podrá evitar caer bajo el influjo de la joven María.

Olivia D'Amencourt, el primer amor de Francisco


Olivia aparece en escena para desestabilizar la naciente relación entre Francisco y  María, pero no será casualidad que ella vuelva a la corte, alguien está detrás de su regreso. El delfín se verá en una encrucijada con la llegada de esta joven.


Las "Cuatro Marías", la chupipandi


Cuando María fue a la corte francesa, la acompañaron cuatro muchachas provenientes de las familias más importantes de Escocia. Aquí les han cambiado los nombres (realmente todas se llamaban María) y cuando se juntan las cinco parece que van a hacer una fiesta del pijama: que si los chicos, que si nunca me han besado, que si la ropa... Yo me parto. Su objetivo, o más bien el de sus familias, es encontrar un buen partido con el que casarse. Pero las cosas no serán tan fáciles en una corte llena de intrigas y secretos. Tendrán que madurar a base de disgustos, ojo.


Catalina de Médicis, la mamma italiana


La reina de Francia es una señora astuta y manipuladora. Me gustado reencontrarme con Megan Follows, la mítica Ana de las Tejas Verdes, en un papel muy distinto al de nuestra soñadora preferida. La verdad es que borda el papel de malvada y madre obsesionada con el futuro de su hijo Francisco, por el cual es capaz de hacer cualquier cosa. Lleva, además, los cuernos muy dignamente, cosa admirable. 

Enrique II, rey de Francia


El monarca francés no tiene complejos a la hora de exhibir a su querida en la corte. De hecho, Diana vivía casi como una reina en palacio, mientras que Catalina tenía que soportar su presencia. Tener mujer y amante oficial no es un obstáculo para que Enrique busque nuevas aventuras entre las jóvenes que pululan a su alrededor, mientras que sus trapicheos políticos siguen adelante. Un conquistador en todos los aspectos, pero que tendrá que lidiar con un esposa con carácter.

Diana de Poitiers, la favorita de rey


A Diana le encasquetan un hijo, fruto de su relación con Enrique, y objeto de sus desvelos. Quiere llevarlo al lado oscuro, que aquí es una religión pagana y un tanto sangrienta. Ya hemos visto que Sebastián es un tipo serio y no quiere líos, lo que le llevará a enfrentarse a su madre más de una vez.

Tomás de Portugal, pretendiente de María 


Este bastardo es otra invención de los guionistas para darle más interés al asunto amoroso y político. Tomás se presenta todo estupendo en la corte y queda prendado, cómo no, de María. Los tejemanejes de palacio llevarán a María a tener que tomar una decisión entre seguir su compromiso con Francisco o mirar por los intereses de Escocia y una posible alianza con Portugal. 
 
Nostradamus, el factótum de la reina


Cuando vi que salía Nostradamus estuve tentada de echarme las manos a la cabeza, pensando que era ya el colmo de las licencias. Pero antes de rasgarme las vestiduras decidí consultar internet y comprobé que Catalina era una fan de este hombre, al que consultaba mucho para saber el destino de sus retoños. Los guionistas vieron un filón aquí y nos presentan a Nostradamus al servicio de la reina mientras tiene visiones nada agoreras para Francisco.


Mientras veía la serie, fui encontrando referencias a Canción de Hielo y Fuego, Enredados, Cincuenta Sombras de Grey y Forastera. Si conocen estas cosas, seguro que ustedes también las encuentran, porque no puedo ser yo la única que está como una cabra. Hasta aquí todo lo que puedo decir de Reign sin hacer spoilers. En sus manos está verla o no. Yo sólo digo que quedan advertidos.

10 comentarios:

Calderot dijo...

Uf...Athena...ahora leyendote creo que menos que menos la voy a ver...en fin...me la conseguiré y en dos o tres años la miraré con mi hija...jajaja....claro que todo puede pasar en esta vida, y al final la termino mirando yo como si me estuviera comiento un chocolate...jejejej

eli dijo...

Maravilloso resumen de personajes Athena, la verdad yo comencé a verla pensando que era otra cosa pero no negaré que me atrapó y esto atenta a la espera de ver como avanza esta historia, lo que si me encanta la intriga, el romance y las magníficas locaciones. Besotes.

Esther dijo...

Leido y... que puedo decir, yo la veré porque como buena infantiloide que soy me engancho a todo lo juvenil enganchable. Si estoy siguiendo Victorius, Icarly, Big time rush; me vi Floricienta entera y Patito feo, si estoy enganchadisima al amor entre Zack y Cloe dos de los cuatro protagonistas de... atención a la serie... Desafío champions Sendokai.
En resumen... seguro que la veo.

Athena dijo...

Gracias a todas por comentar y no retirarme la palabra de momento.

Calderot, yo no sé qué tiene que me gusta, sorprendida estoy de mí misma. Como diría Felipe, el amigo de Mafalda, nunca termina una de conocerse.

eli, el final se quedó muy interesante, ¿verdad? ¡Qué ganas de ver qué pasa!

Esther, tengo que ponerme a sus pies, me supera en actitud peterpanesca. He tenido que buscar todas esas series (menos las de Floricienta y Patito Feo) para saber qué son. Ése es el espíritu. Soy muy fan.

Luthien dijo...

Oh dios mío!!! Teenagers de época!!! Dos de mis temas favoritos juntos, esta serie es un must!!! Veo que no hay un maromo muy reseñable pero los tejemanejes de la corte seguro que lo suplen :D
Gracias por iniciarnos!!! :3 :3

Athena dijo...

¡Encantada de iniciarla en el guilty pleasure, el mejor!

Lo dijo...

Pues ya me la he visto gracias a ti, casi de una sentada, jijiji.
Qué te voy a decir de Putiferio en la corte que no hayas comentado ya! Que es un "guilty pleasure" total, de esas de salir en la tele en un testimonio sin enseñar la cara y con un rótulo debajo que diga "tiene casi 40 años y se ve todas las series de adolescentes", jajajaja.
No puedo repetir todos los comentarios idiotas que te he puesto por twitter, jejeje, pero me reafirmo en que Francis es un bladurrio pero nos ha salido muy listo el jodío y que yo soy #TeamBash, seguro que al final Mary se queda con él y reinan en Francia XDDDDD (de una serie de la CW me espero cualquier cosa!)
Ay, me ha encantado el post!
Besotes!
(Y perdón por extenderme tanto)

Lúthien dijo...

Muajajaaaa!!!!! Si ya lo había leído y no me acordaba :)

Pues que te voy a decir, querida Athena, que ya estoy súper enganchada y disfrutándola a tope, como debe ser jajaja No me gustan estas "chupipandis" a mí ni nada :P:P

Las cuatro marías, y una se llama LOLA que es muy escocés el nombre, sí señor XDDDD

Oish, pues encantada estoy con que a una le mole el sirviente jisjijis

Ah, me cambio de Team y me hago del TeamBash pq Francis me parece un tirillas y un poco caprichosín, y Bash es bastante adoreibol aunque solo guapín de perfil, que de frente es bastante feúco. Anda si es verdad! Estaba en los tudor también!! Pero claro, en esa no tenía nada que hacer contra el conde de Suffolk :P (único nombre del que me acuerdo, aparte de Ana Bolena y Kike xDDDD)

Anda que no van a tener que inventar si hacen mil temporadas jajaja

Seguiremos comentando esta maravilla :D Besos múltiples!!!

Anónimo dijo...

¿Donde ves los capítulos de Dracula?

Athena dijo...

Los bajaba de internet :)