lunes, 9 de junio de 2008

Morro

De toda la vida hemos hecho trabajos ("monografías" que les decíamos en nuestros tiempos) a base de fusilar libros. Me recuerdo componiéndolos consultando varios tomos, conjugando sus informaciones para que quedaran como si fueran parte de un todo unificado. Aprendías sólo de copiar, porque tenías que leer un montón y extraer lo que te interesaba. Luego las fotos se ponían fotocopiando la enciclopedia que habías utilizado y, si tenías dinero y una buena librería cerca, hasta las ponías en color. Por supuesto, las portadas eran a mano y el texto también; como mucho, a máquina Olivetti Lettera 92, de las que te daban por meter un dinero a plazo fijo en Cajamurcia.

Pues bien, el fusile se sigue llevando, ahora junto con el cortar y pegar más burdo que existe. Los alumnos sólo tienen que meter la palabra clave en el Gúguel y ya está: seleccionar, copiar y pegar. Y pasan de darle un formato (todo está siempre alineado a la izquierda, cutrísimo), quitar los subrayados que llevan a enlaces, etc. Me han llegado a presentar un trabajo con notas a pie de página y bibliografía en alemán. Si esto no es morro, que baje Santa Wikipedia y me lo explique.

Todo esto viene por el caso siguiente: no sé si recordarán que les mandé a mis alumnos hacer un trabajo sobre una película de la época de la Guerra Fría. Es normal que toda la información típica (argumento, filmografía del director, contexto histórico, etc) lo saquen de la red, pero deben escribir una crítica u opinión personal de la misma. Pues ni eso: hay quien la ha copiado de Internet, y es que encima se nota. Cuando ya estamos a estas alturas del curso, sabes quién es capaz de escribir bien de su cosecha y quién no, así que he metido en Gúguel las "palabras clave" que me han resultado más sospechosas y hete aquí que me he encontrado con la crítica hecha por un tal Maldito Bastardo. Bueno, pues le pondremos la nota a él.

5 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Eso lo hemos hecho todosssssss jajajaj

Antonio Sánchez dijo...

Os cuento lo que me ocurrió a mí el curso pasado con dos alumnas de 3º de ESO. No sé si es morro, pero es... buenísmo:
Me refiero a dos alumnas: una ecuatoriana _ con muchas deficiencias y problemas de base_ , la otra marroquí _la pobre no entendía ni papa de español_. Las dos se sentaban juntas, se ayudaban con los deberes... en fin, hasta ahí todo perfecto. Pues bien, resulta que en un examen de literatura medieval pregunté: "¿Qué tres culturas convivían en la España medieval?" La pobre marroquí se copió de la ecuatoriana, pero como no entendía la letra de aquella, escribió: "En la edad media convivían tres culturas : cristina, suhermana y judía" . Por lo menos acertó una... Esto, en este contexto educativo en el que nos encontramos, sería casi un Notable, ¿no?

Athena dijo...

Pues, Antonio, un notable más o menos, sí. No sé si habrás leído mis entradas sobre definición de califa y cuál es la capital de Madagascar. Si las lees, ya me dirás.

Tigretón dijo...

Igual que hace veintitantos años y menos, cuando hacía mis trabajicos: Folios a mano con la mejor caligrafía posible (los de Literatura a veces daban risa, pero había que hacerlos, ponerte en contacto con gente que se había leído el libro entero en cuestión).

Antes, en EGB, recuerdo trabajos sobre Geografía de Europa, y tener que ir buscando Enciclopedias para escribir sobre cada país, a mi hermana le encargaba que fuera a agencias de viajes, y haciéndose pasar por posible futura viajera, me traía revistas para ponerle yo las fotos en mis trabajos, y recuerdo las banderas de cada país pintadas con mis rotuladores. Todo muy artesanal.

Me pregunto ¿cómo serían esos trabajos ahora?¿Conocería algo de esos países, su ubicación, mapas, banderas, capitales, principales ciudades, algo de su cultura, de su historia...?

Antonio Rentero dijo...

Hoy le han dado el Principe de Asturias de Comunicacion y Humanidades a Google... no se si algun dia tendremos que arrepentirnos de esto.

Probablemente no, cuando el nivel de incultura, desconocimiento y analfabetismo sea irrecuperable supongo que habremos llegado a la conexion de biochips en la sesera y conectaremos nuestras neuronas a Google por WiFi.