domingo, 6 de diciembre de 2009

Desperate romantics




Acabo de ver el sexto y último capítulo de una serie titulada Desperate romantics, nombre un poco equívoco para mi gusto, pero así se llama el libro en el que se basa. Trata del momento de mayor éxito de la Hermandad Prerrafaelista, centrándose en John Everett Millais, Dante Gabriel Rossetti y William Holman Hunt (en la imagen, de izquierda a derecha). El cuarto en discordia es un personaje ficticio, Fred Walters, un periodista narrador y testigo de las historias que les ocurren a estos artistas. Así, Walters es el encargado de encontrarles una musa, que no será otra que Elizabeth Siddal, la joven dependienta de una sombrerería que se convertirá en la modelo que posó para la Ofelia de Millais y que casi le cuesta la vida.


Aunque su primera experiencia fue con Hunt, posando como Silvia en el lienzo Valentín salva a Silvia de Proteo:

Pero, sin duda, será Rossetti el hombre de su vida: de él se enamoró, con él vivió gracias y desgracias y por él murió tras ingerir una sobredosis de láudano, droga a la que estaba totalmente enganchada. Rossetti se nos presenta en la serie como una persona muy carismática, auténtico líder de la Hermandad, mujeriego, caprichoso, egocéntrico, irresistiblemente atractivo... Elizabeth se casa con él, pero su relación se basa en el amor-odio.


Mientras tanto, William Holman Hunt tiene sus escarceos con una prostituta que posa para él en El despertar de la conciencia y El pastor distraído.



Viaja a Palestina para encontrar la inspiración que lo aparte de los deseos carnales y fruto de la experiencia fue El chivo expiatorio.


La historia más simpática y feliz es la de Millais. El más joven y dotado de los prerrafaelistas tuvo el apoyo incondicional de Ruskin, el cual invitó al artista a tomar a su esposa como modelo. Millais tenía sus reticencias, pero finalmente aceptó y la retrató como la mujer del cuadro La orden de liberación, en el que una joven esposa ha logrado la libertad de su marido, un escocés rebelde, a costa de sacrificar posiblemente más de lo que podía o debía.

Pero detrás de la inocente propuesta de que Effie Ruskin posara para Millais había algo más. En cinco años de matrimonio, Ruskin no había consumado el matrimonio y pretendía divorciarse de su esposa acusándola de adulterio. Es por esta razón por la que fomentó la amistad entre el joven Millais y Effie. En la serie, los jóvenes amantes están a punto de tener relaciones íntimas (por consejo de Rossetti) cuando la prostituta y modelo de Hunt les hace ver lo que puede acarrear esto. Finalmente, Effie Ruskin logra el divorcio alegando la no consumación del matrimonio, demostrando su virginidad y uniéndose felizmente a Millais, con quien tuvo ocho hijos. De hecho, en la serie Millais es el artista que más éxito tiene en todos los aspectos, aunque se vaya alejando de sus primeros años como joven rebelde perteneciente a la Hermandad.

Además de los protagonistas, aparecerán el citado Ruskin, las distintas modelos (y amantes) que posaron para Rossetti, Edward Burne-Jones y William Morris, así como la prometida de éste, que también se verá arrastrada por el genio de Rossetti, aunque el final queda abierto tras la muerte de Elizabeth Siddal.

La serie es posiblemente bastante libre a la hora de reflejar cómo vivieron los prerrafaelistas, aunque la "culpa" será de la novela que ha servido de referente, pero no creo que la realidad de sus excesos fuera muy diferente a lo que aquí se ve.

22 comentarios:

Wunderk dijo...

Una entrada magnífica y muy ilustrativa, Athena.

Por cierto, que aquel enlace que me dio usted no me ha funcionado... o yo no me manejo muy bien con mi Mac.

Feliz puente.

Athena dijo...

Gracias :)

En cuanto a lo del enlace, no sé que pasa en los Mac, pero los archivos .rar no se pueden abrir a veces. Será cuestión de instalar algo o yo qué sé. Cuando me entere se lo digo, porque todos los archivos que he encontrado de esa serie (supongo que está hablando de "Jane Eyre" versión de 1983) son así.

Wunderk dijo...

Siempre me atrajo la pintura de este peculiar grupo.

Sí, me refiero a Jane Eyre. Todavía tengo muchísimo que aprender de Mac. Me da rabia por qué sé que le podría sacar más partido. Ahora mi obsesión es poder pasar algunas canciones del itunes del ordenador a mi ipod sin que éstas se borren. Si alguien me puede ayudar...

Nictea dijo...

Una entrada genial. Nos ha vendido muy bien la serie ;)

Athena dijo...

Al principio me chocó, porque la música era muy moderna y no se correspondía con la época en la que se ambienta la serie, pero me di cuenta de que el espíritu de la producción era el ser rompedora. También el lenguaje y las escenas de sexo sorprenden en una producción de la BBC, pero es que no todo van a ser cosas de Austen o Brontë, ja, ja.

Afterimago dijo...

me ha encantado la entrada, athena! es genial!

Athena dijo...

Pues gracias, Afterimago. No soy de poner muchas imágenes en mis entradas, pero en este caso me apetecía mucho y el tema las pedía :)

Antonio Rentero dijo...

Esta serie me parece más verosímil (aunque quizá menos interesante y efectista) que "Los Tudor", así que enhorabuena a los productores televisivos de la pérfida Albión por este revival de lo viejuno.

La fotografía de la modelo en la bañera es exquisita, se nota cuando para estas cosas hay oficio, talento, persupuesto... vamos, como "El internado", que no digo yo que sea la peste, pero parece rodada con el atrezzo sobrante de una función de instituto.

Sobre el grupo de los prerafaelistas mi favorito siempre fue Alma-Tadema... debilidades que tiene uno.

Athena dijo...

Yo no aguanté ni el primer capítulo de "Los Tudor", porque me indigné con la elección de la actriz que hacía de Catalina de Aragón. La manía que nos tienen los hijos de la Gran Bretaña, madre mía... He oído por ahí que van a hacer en España una serie sobre Isabel la Católica. Me espero cualquier cosa...

Precisamente estoy viendo ahora mismo "El internado". Pecadillos que comete una, pero reconociendo que es un truñillo, aunque al menos la trama no es sólo sobre coyunda y acoplamiento entre adolescentes. Lo que más me gusta es en lo que emplean los profesores sus huecos del horario: cazar nazis. Maravilloso. Qué aburrida que es mi vida profesional comparada con la de esta gente.

Alma-Tadema es más bien neoclásico... ¿no estará pensando en Burne-Jones?

Antonio Rentero dijo...

Sasto, se me ha ido el santo al cielo.

No he querido meter más rollo y por eso he caído en mi propio error, en el fondo me gusta más Burne-Jones pq de todos es el que en algunas obras más me recuerda a Alma-Tadema, por quien siento auténtica devoción.

Rosetti me recuerda más a la escuela vienesa, que no es que me desagrade pero ya es otro estilo, de un barroquismo frío y desapegado, Millais en obras como la mencionada "Ofelia" por momentos me recuerda incluso a Fragonard, que tampoco es una crítica negativa, por otra parte.

Es una serie de artistas que a pesar de que me agradan (dejo fuera a Alma-Tadema, que me apasiona) no puedo verlos como originales, los veo (y perdoneseme el atrevimiento) como unos tarantinos cualquiera, hábiles refriteadores de influencias pasadas tamizadas por nuevas tendencias de inspiración en el pasado.

Pero claro, si vamos a eso el Renacimiento tampoco tenía nada de original...

Por cambiar desconcertantemente de tercio ;-) a mi "El internado" tb me gusta, aunque reconozco que me quedé en la segunda temporada y no he tenido oportunidad de seguir viéndola, aunque parece que afortunadamente la cosa va mejorando, al contrario que la gran mayoría de las grandes series USA que hace unos años note tenían enganchados ("X-Files", "Prison Break", "Heroes", aunque esta me soplan que pasados unos capítulos la última temporada remonta el vuelo).

Lo único que achaco a la serie de Antena3 no es ya que tiren la casa por la ventana y se gasten más pasta, sino que lo hagan bien.

Con el presupuesto que manejan ,q creo que es holgado, contatan por ejemplo a Arrizabalaga y Biaffra, habituales directores de producción de Alex de la Iglesia, y con cuatro perras te montan un internado de cartón piedra de la buena que da en cámara que te cagas y ríete de Hogwarts.

Athena dijo...

"El internado" la empecé a ver cuando mahn estuvo en China. La suerte es que se puede ver en la página de Antena 3, sin anuncios ni nada. Así me puse al día (me vi dos temporadas enteras del tirón) y ahora siempre veo cada capítulo al día siguiente de la emisión. Lo cierto es que no avanzan demasiado, están dando muchas vueltas ya a lo mismo, metiendo más lío... Y lo de la publicidad "encubierta" (pero descaradísima, a pesar de su nombre) es de vergüenza ajena. A pesar de todo, me parece la única cosa interesante de las producciones nacionales.

"Heroes" está mejorando esta temporada y yo creo que es gracias a un gran fichaje: Robert Knepper, el T-Bag de "Prison Break". Un crack.

Antonio Rentero dijo...

Sí, le vi en los dos primeros capítulos (ahí me he quedado, pero por falta de tiempo, que no de interés).

¿Estás siguiendo "FlashForward"? ¿Qué tal? ¿Yo he visto solo el primer episodio y de momento tampoco es que me vuelva loco... le daré una oportunidad. Cualquier cosa hasta que llegue "Lost"!!!!

Mientras voy haciendo acopio de "Sopranos" y "Mad men"...

Athena dijo...

Daba por seguro que seguía usted "FlashForward". Hombre, pues... al principio nos enganchó bastante. Ha tenido momentos un poco flojos, pero han cerrado temporada y sí que quiero saber en qué queda la cosa. Como bien dice, estamos a la espera de "Lost". Parece mentira, pero ya queda menos, je, je. La verdad es que nos estamos quedando sin series que ver: "Heroes", la citada "FlashForward" y la estupenda "V" ya se han despedido hasta 2010. Sólo sobrevive a esta masacre "The Big Bang Theory". Para paliar el mono, me estoy viendo otra del tirón, pero no diré cuál es hasta que la termine, je, je.

"Los Soprano"... uf, no aguantamos el primer capítulo. Y "Mad Men", no sé, no me llama la atención el argumento. Anoche vimos el primer capítulo de "A dos metros bajo tierra" y nos costó trabajo.

Antonio Rentero dijo...

"A dos metros bajo tierra" la dejé a medias cuando la cambiaron a los findes en La2, y como ha pasado tanto tiempo imagino que cuando la recuperé empezaré desde cero. En el mismo pack iba "El ala oeste", así que ídem de lo mismo.

Esas las reservo para cuando termine "Lost" y no quede nada decente que aguardar, al menos con estas como ya se han terminado es simplemente pegarse atracón tras atracón hasta terminar una y entonces a por la siguiente.

Tranquila y ordenadamente voy llenando mi HD multimedia de 1 Tb con esas y otras series tipo "Me llamo Earl", "Malcolm", "Cómo conocí a vuestra madre" y aún no he empezado con "The big bang theory" pero está en la lista.

Lo malo es que me acabo de pasar al Blu-Ray y como en vez de reproductor me he comprado la PS3 pues de vez en cuando tb cae algún ratico de juguesca: Gran Turismo, GTA-IV... ni pensar quiero en que esta semana seguramente no podré ya aguantar más y me pillaré el Modern Warfare 2... y es que aunque mi proyector no es FullHD (ese cae con la extra de Navidad, seguramente) casi cualquier cosa vista en una pantalla de 2 m. de ancho (100 pulgadicas de ná) pues como que no es lo mismo ;-)

Athena dijo...

Yo también me estoy aligenciando (¿otro murcianismo?) "Malcolm" poco a poco. Me encantó esta serie, del primer al último episodio. Otra que también estoy recopilando es "Sexo en Nueva York". De "Cómo conocí a vuestra madre" vi el primer capítulo y, bueno, no sé si en algún momento de mucho mono...

sushi de anguila dijo...

Impresionante post... y unas ganas tremendas de ver la serie, de revisar estos cuadros, de recrear aun mentalmente tamaña y fascinante demostración de talento artístico....

Muchas gracias por lo mucho y bueno contado...

Athena dijo...

De nada, querido Sushi. Me alegro de que le haya gustado el post :)

Luigi dijo...

Parece que vivo en otro planeta, o quizás se al puente, pero no había oido hablarde esa serie nunca! me dispongo a encontrarla con ávida rapidez!
Post supremo!

Athena dijo...

Bueeeeeno, no sabía yo que un humilde post iba a generar tanto comentario, ja, ja.

Querido Luigi: como usted, no conocía esta serie, pero llegué a ella por casualidad. Vi el título por algún lado y rápidamente busqué de lo que iba. El tema me gustó (el Arte es lo mío) y me me puse a ella :)

Nictea dijo...

...
Amo a Alma Tadema...

Athena dijo...

I know, I know, je, je, je...

Durandarte dijo...

Muy interesante la entrada sobre series. La misma me puso sobre la pista de las aventuras de los prerrafaelistas, y ya voy por el segundo episodio. La dirección artística es de primera, como no podía ser de otra manera viniendo de donde viene; respecto al resto, mejor veo algún capítulo más.
Eso sí, en un comentario mencionas con cierta... ¿desafección? (jaja) tres series que conforman mi canon innegociable de esta edad de oro: Los Soprano, A dos metros bajo tierra y Mad men (me falta una cuarta imprescindible).
Enhorabuena por el blog y gracias por las recomendaciones.

Saludos