martes, 20 de agosto de 2013

The Tudors (3ª parte): el calorreo made in England

Siempre que hablo de series con calorros suelen ser italianas. Sabemos que los italianos son guapos por naturaleza y es normal encontrarte monumentos en sus producciones, además de sus momentos apasionados poco frecuentes en las series de época de la BBC o ITV. Pero The Tudors es de Showtime y eso se nota a la legua. Empezando por el propio rey, la pasarela de tiazos es un no parar desde la primera hasta la última temporada. De las señoritas no opino, pero les cuesta poco trabajo quitarse las enaguas y revolcarse con el primero que les dice ojos negros tienes. Esa corte tudoriana era un burdel de lujo. Mas entremos en materia maromial, que es de lo que va este post.

Realmente me estoy volviendo loca, porque me salen maromos hasta de debajo de las piedras. Pido disculpas si meto alguno en el período equivocado. 



Charles Brandon, el amigo del rey

En primer lugar, debemos hablar del onmnipresente Charles Brandon, que es el único que sale en todos los capítulos además de Enrique. Por eso no podemos adscribirlo en ninguna temporada/etapa en concreto. 

Joven y chulesco en la primera temporada
 
Con María Tudor, considerada la princesa más bella de su época


Ejem... (segunda temporada)
 
Empieza el fruncimiento (aquí, con su tercera esposa)
 
Opening de la tercera temporada y más fruncimiento

Barbas a principios de la cuarta temporada
 
Más viejo al final de la serie (esta señora es una de tantas licencias)

Lo de Henry Cavill no tiene nombre y no seré yo la que hable aquí de las bondades de este señor, que es guapo de los de morirse por infarto ovárico sin remedio. Para leer sobre Henry y su maromidad, mejor vayan al post que mi querido Josito Montez le dedicó un jueves en su blog. Ahí lo tienen todo muy bien expresado. Lo único que yo vengo a decir es lo siguiente: benditos productores y directores de casting, que transformaron a Charles Brandon, Duque de Suffolk, en este Apolo. No son listos ni nada, vamos. Que si vienen y nos ponen a un ballenato como Enrique VIII y a un barbas rancio como Brandon iba a ser lo mismo, ¿verdad? Pues no.

Charles fue uno de los amigos más íntimos, por no decir el mejor, del rey de Inglaterra. A pesar de cometer un pecadillo como el de casarse sin permiso de Enrique con María Tudor, hermana del monarca (no confundir con la hija), su amistad perdurará en el tiempo y en el espacio. Este personaje irá evolucionando con los años, desde una juventud un tanto juerguista a una madurez en la que se replantea muchas de las decisiones del rey. Y esa evolución irá acompañada de un fruncimiento de ceño que se incrementa en cada temporada, lo que viene a ser un añadido al ya insuperable atractivo cavilliano. Las pruebas las tienen arriba. Como dato curioso, fue el abuelo de Lady Jane Grey, reina durante nueve días.


Sé que después de Henry ninguno es comparable, pero es de justicia nombrar a los participantes en esta pasarela de "señores que". Vamos a por ello.


MAROMOS DE PRIMERA TEMPORADA

Confieso que ya ni me acordaba de ellos, pero aquí les dejo dos ejemplos de señores que una se encuentra nada más empezar a ver la serie. Compañeros de juergas del rey junto a Charles Brandon.

Anthony Knivert





William Compton

  


LOS MAROMOS DE LA ÉPOCA BOLENA

A Ana se la acusó de tener relaciones sexuales con cientos de hombres y a algunos de los supuestos amantes les cortaron la cabeza previo paso por las manos de los torturadores. Entre ellos tenemos a:

George Boleyn, el hermano


Vale, no ha salido muy favorecido, pero el chaval no está mal. En la serie dejan caer que le iban más los hombres que las mujeres. Bueno, no lo dejan caer, lo ponen dándose más de una alegría con el siguiente "amante" de la reina Ana.

Mark Smeaton, el músico


A este pobre hombre lo hicieron confesar sus supuestas relaciones sexuales con Ana Bolena a base de torturas bestiales. 

William Brereton, el asesino frustrado


 Como otra de las licencias de la serie, a William lo ponen como una especie de asesino a sueldo para que se cargue a Ana Bolena, con escena en plan Lee Harvey Oswald incluida. Confesó haber tenido relaciones con la reina de buenas a primeras, para condenarla a ella. 




Otros maromos de esta época serán:

Thomas Wyatt, el enamorado de la reina

 Poeta entre otras cosas, parece ser que fue amante de Ana Bolena antes de casarse con Enrique. El único que sí había tenido algo con ella (aunque no cometió adulterio) y que nunca fue acusado. Desgarradora su imagen cuando Ana es llevada al cadalso y preciosa poesía la que él escribe. 


Thomas Cranmer, un obispo muy especial



  Otro que se parece como un huevo a una castaña al personaje real que interpreta, pero vistiendo así, ya saben lo que opino. Mejor que mejor. Cranmer vino de Alemania a Inglaterra con esposa incluida, a la que tuvo que ocultar durante el viaje. Después salió corriendo de la isla cuando Enrique prohibió los matrimonios para los curas. Un lío.


LA ÉPOCA DE JUANA SEYMOUR Y ANA DE CLÉVERIS

Thomas Seymour


Los enredos de esta gente son un sin parar. Thomas Seymour era amante de Catalina Parr antes de que ella se casase con Enrique VIII. Finalmente se unieron cuando la reina quedó viuda.

Edward Seymour


Guardián y protector del pequeño príncipe Eduardo, en la serie no se ve, pero terminará por caer en desgracia al atribuirse demasiados poderes en nombre de su sobrino cuando éste sea proclamado rey siendo un niño.

Reginald Pole

 A Mark Hildreth le eché el ojo cuando hacía de lagarto bueno (y tan bueno) en la nueva versión de V. Busqué alguna foto suya y allá que lo encuentro así ataviado. Fue de cabeza a mis archivos vaticanos, como debe ser. Al pobre cardenal Pole lo persiguen por toda Europa y le matan a toda la familia. Luego hablamos de Bloody Mary, pero anda que Henry se andaba con chiquitas. 


 LOS AMANTES DE CATALINA HOWARD

Francis Dereham

Catalina no era precisamente virgen cuando se casó con Enrique VIII. En su tierna adolescencia tuvo relaciones con este señor, que llegó a la corte y la obligó a emplearlo so pena de decir las verdades del barquero sobre el pasado de la reina. Cuando se descubre el pastel, las torturas y la ejecución de este personaje fueron de lo que más asco me ha dado de toda la serie. Allen Leech, el chófer de Downton Abbey, no está aquí demasiado guapo, pero merece su lugar en este post maromial.

Thomas Culpepper

Personaje bastante repelentoide, fue el amante de Catalina Howard durante el matrimonio de ésta con Enrique VIII. Las cartas que ella le envió fueron la prueba definitiva para acusar a la reina de adulterio.




LOS MAROMOS EFÍMEROS

Felipe de Bavaria, un duque para María


Colin O'Donoghue está en mis archivos vaticanos desde los tiempos de El rito y me encantó verlo por aquí. Qué pena que su paso sea tan efímero, sólo un capítulo. Es, además, de los pocos actores que se podría decir que se parece a su personaje. El duque Felipe era posiblemente un sex symbol en su época y el retrato que he visto de él es prueba de ello. En la serie, Felipe es lo que yo califico como un calorrazo. Y qué alegría para nosotras y para María Tudor. La pobre no encontraba marido ni para la de tres por culpa de los líos de su padre, pero llegó Ana de Cléveris y le habló de un primo suyo, describiéndoselo como lo más de lo más. María, católica hasta la médula, no quiere saber nada de un protestante, pero fue verlo y quedarse tonta. En la serie puede oírse a la perfección la caída de enaguas cuando se encuentran por primera vez. Dentro de tanto putiferio, un casto beso por parte del duque a María es de lo más bonito que he visto en la serie. 

Oiiiiiiiiiiiiiiiig, qué cosa más tienna



 El Duque de Nájera


"Que no falte de ná", pensé al ver a Fabio Tassone. Por fin un actor español (que no les engañe el nombre) haciendo de un español y hablando "en cristiano" como él mismo dice en la serie, sin acentos extraños. Cuando Catalina de Aragón hablaba en español con Íñigo de Mendoza, tenía que leer los subtítulos en inglés para enterarme. Este señor no sólo no tiene ningún acento, sino que posee una voz preciosa, de hecho es la voz en off de algunos anuncios. Es el más efímero de todos, pero hasta el último momento tenemos maromos en esta serie. ¿Que el rey y Charles Brandon se nos ponen viejos y achacosos? Pues traemos a uno que alegre la vista a las espectadoras. Muchas gracias.


Y hasta aquí el post sobre los hombres estupendos de The Tudors. Si me he dejado alguno de importancia, me lo dicen y lo añado. 

(Continuará...)

8 comentarios:

Kahlan89 dijo...

¡Cuanto calorro! ¡Madre mía! No se ni como salí viva de la serie...

Me quedo con el maromo efímero de nombre Felipe, aksjdhahd ¡Colin!

A Colin lo he redescubierto en Once Upon a Time como el Capitan Garfio...y madre mía...

Por cierto, al final si que hubo reencuentro de Felipe y Maria, aunque fuera en Once Upon a Time jeje

Pd 1: akjhdkajhdkjahd
Pd 2: Gracias Showtime xD
Pd 3: Bendito Post :P

Calderot dijo...

Wauuuu...que entrada Athenucci...no puedo estar más de acuerdo contigo..este Cavill en The Tudors es un verdadero Apolo...amén...

Athena dijo...

Pues sí, Kahlan, salir viva de esta serie es un milagro, jajaja.

Colin es de un monoso que derrite, la verdad. Me alegré cuando vi que él y Sarah se reencuentran en OUAT :3


Calderot, Henry es Apolo aquí y en donde se plante. Qué hombre, por Dios, qué hombre.

vintagechoes dijo...

Voy a hacerle un altar a este post, Athena, y una tremenda ola y reverencia al puro estilo Thomas Cromwell :P

My God, cuánto calorro junto! Está claro que Los Tudor es un desfile continuo de maromos, pero cuando los ves todos juntos en un post como este no puedes creer que hayan sido tantos :O

Mi querido Henry, mi Apolo personal... *suspiros* Me pongo a recordar ahora cuando en su día empecé a ver la serie al mismo tiempo de emisión y casi me caigo de la silla al ver su primera escena. Cada día me tiene más loca este hombre, y si a eso le rematamos que incluyeran a Hans Matheson en la 2ª temporada, al calorro de Thomas Wyatt, a Allen Leech (no lo recordaba en la serie! :O) y a Colin, pues hala, explosión atómica de ovarios :P

Excelente post Athena! Esta noche no voy a poder dormir con tanto despliegue de hormonas. Besos ;)

Athena dijo...

Quince maromos... Parecen pocos, pero a ver qué serie con cuatro temporadas es capaz de semejante hazaña...

Me alegro de que el post haya causado estragos, querida vintage 3:)

Athena dijo...

Ah, serían dieciséis y contamos con Jeremy Northam #OMG

Elora dijo...

Al leer este post he imaginado a millones de mujeres sufriendo un infarto ovárico mortal. Estos post con tantos machos ibéricos deberían ser ilegales xD

Empezando desde el primero (Henry VIII incluido) hasta el último, están todos de tomar pan y moja.

Aún así debo ser sincera. No he visto esta serie y hasta hace escasos cinco meses no conocía a Henry Cavill. Fue entonces cuando, de repente, empecé a ver el rostro (y lo que no es el rostro) de este chiquillo por todas partes. Cavill en twitter, Cavill en foros, Cavill en revistas, Cavill en facebook, Cavill en superman... Cavill everywhere. Vamos, que me conozco su cara más que la de Stannis e.e

Él es, sin duda, el hombre más guapo y atractivo de toda la serie, pero con tanta fanática "cavilliana" le he cogido tirria al mozo. De hecho no he visto ninguna película/serie suya hasta el momento. Algún día veré Superman y le dedicaré un post al muchacho, porque las cosas como son: es muy guapo.

Eso sí, he visto aquí a algunos que no están nada, pero que nada mal. Creo que el que más gusta (al menos por las fotos que has puesto) es el que interpreta a Thomas Seymour. Tiene un algo que me conquista <3 Y el actor español también tiene unos aires de galán que me apasionan *.*

Y ese beso tan tierno y casto, oiiiiiigggg. Caída de enaguas en tres, dos, uno...

Athena dijo...

A Cavill hay que verlo en acción. Yo creía que era el típico guapo y punto, pero añade un vozarrón, una sonrisa irresistible y un buen hacer y es para caerse de culo.

Todos tienen su cosa pero, sin duda, el efímero Felipe y su casto beso es no apto para enaguas flojas ;)