domingo, 14 de diciembre de 2008

Deberes medio hechos



Ya he terminado El caso de la viuda negra y me he puesto con Drácula. La novela de Tristante no está mal. No he leído la primera con Víctor Ros como protagonista, pero me da que la estructura es muy parecida: dos casos aparentemente inconexos terminan estando relacionados. Las maneras detectivescas de Ros recuerdan un poco a Sherlock Holmes, por el uso de la ciencia a la hora de resolver los casos. Supongo que a Wunderk le gustará, porque es una fan de la literatura de intriga y detectives.

7 comentarios:

Wunderk dijo...

Sí, efectivamente la primera es así. Y es cuando conoce a su mujer, que creo que en la segunda ya están casados. Por eso me da la sensación que la segunda me va a gustar menos, no sé...

Por ejemplo, las novelas de Anne Perry con el detective Monk y la enfermera Hester tenían la gracia de que estaban ahí siempre con un sí pero no... hasta que se casaban y perdían la gracia, como ocurrió con Luz de Luna. Jerónimo Tristante debería haber explotado más ese filón.

Pero bueno, hablo sin haberla leído y debería guardarme el comentario para Lecturas Reunidas. Estoy deseando leer mis libros pendientes.

Athena dijo...

En esta novela hacen mucha referencia a la anterior. Y sí, efectivamente están casados y hasta con una hija y todo.

Como bien dice, es más atractivo el tira y afloja entre dos personajes. Con Mulder y Scully pasó algo parecido: perdió la gracia cuando se liaron, por lo menos para mí.

Ramón Monedero dijo...

Gran elección "Drácula". Verás como no te arrepientes, o quizá si...

Antonio Rentero dijo...

Joder, el sistema de seguridad ya da que pensar... tengo que teclear "lista"!!!!

En fin, que llevo "Dracula" a medias y que espero terminarla en lo que queda de semana para merendarme la segunda de Tristante la semana que viene... como luego me voy a Turin hasta Reyes en cuanto las hayais terminado subimos la entrada correspondiente y empezamos el tema ;-)

Wunderk dijo...

Ya tengo Drácula y la de Tristante. Así que... a leer.

Wunderk dijo...

Bueno, por fin leí la segunda del detective Ros.

Me ha gustado y he disfrutado mucho con ella.

En efecto, da igual que ahora estén estos dos casados, al fin y al cabo el personaje de Clara no ayuda en las labores detectivescas aunque Victor Ros cuenta con un amigo al que va demostrando racionalmente cómo va deduciendo las pistas del caso conformando así la típica pareja a lo Holmes y Watson.

Por cierto, que me suena mucho la resolución de este caso desde el punto de vista científico y me ha recordado a algún caso de Sherlock Holmes aunque no lo puedo decir con precisión porque hace así como veintitantos años que no leo a Arthur Conan Doyle.

Aún así me ha parecido muy entretenida aunque creo que a veces sobran tantas explicaciones cada vez que empieza una sección o capítulo sobre en qué punto está el caso en eses momento porque a veces es evidente y parece reiterativo.

Es solamente una pequeña pega porque por lo demás el libro está muy bien.

Athena dijo...

Sí, me da la sensación de que Tristante peca un poco de ser algo reiterativo. Me di cuenta en la de la casa Aranda :) Pero escribe bien y sus tramas siempre son interesantes.