sábado, 13 de diciembre de 2008

Libros, libros y más libros

Este fin de semana voy a ver si le doy un buen adelanto a El caso de la viuda negra de Tristante. Mi actual horario carece de huecos que me permitan leer un poquillo en el instituto y, por otro lado, estoy muy enganchada a Internet, de manera que se me acumula el trabajo. Sobre la mesilla de noche todavía tengo sin estrenar Drácula. Encima, mahn no para de darme relatos de Manuel Moyano para que los lea. De este autor me gustó mucho una novela titulada La coartada del diablo. Una de las cosas que me llamaron la atención fue la palabra que utilizaban las personas del pueblo en el que se desarrolla la acción para referirse a unos seres que sufrían una enfermedad: los bubos. No sé si es el caso de ustedes, pero en la huerta, por lo menos para mahn y para mí, es un término familiar. A los niños se les asusta diciéndoles, por ejemplo, que no abran esa o aquella puerta porque dentro hay un bubo. La verdad es que nunca le había puesto imagen a los bubos, pero gracias a Manuel Moyano ya la tienen. Pero la novela es altamente recomendable, y no sólo por lo de los bubos, que es una simple anécdota.

Se me olvidaba decir que ayer estuvo en el instituto Luis Leante, ganador del Premio Mandarache de Jóvenes Lectores de Cartagena. La novela que le ha dado dicho premio es Mira si yo te querré. La forma en el que este autor contó cómo la había gestado, la pasión que ponía al explicar y responder a las preguntas de los alumnos, me emocionó. Y, lo que es mejor, me picó para leer este libro. Como digo, se me acumula el trabajo.

4 comentarios:

Wunderk dijo...

A mí es para lo que más me falta tiempo, así que se me acumulan los libros.

Ayer me regalaron uno policiaco que tiene muy buena pinta.

A ver si para esta Navidad la torre va decreciendo.

Antonio Rentero dijo...

Ey, yo ya llevo casi medio "Dracula"!!! A ver si nos vamos poniendo al dia, mis lectoras reunidas ;-)

Athena dijo...

Esta Navidad me voy a convertir en una rata de biblioteca y sólo voy a leer. Sólo rata, ¿eh? Nada de ratitabarrapájara de biblioteca, je, je, je.

Antonio Rentero dijo...

No te veo yo de pajaruela, pero oye, todo es ponerse :-)