miércoles, 24 de diciembre de 2008

Prueba de agudeza visual








Les invito a decirme quién es el auténtico personaje histórico y quién es Gary Oldman. Con Beethoven está facil, pero ¿y con el resto? Me encanta este camaleón: no necesita postizos de ningún tipo para transformarse. Casos como Ed Harris haciendo de Beethoven, Nicole Kidman interprentado a Virgina Woolf o Sir Anthony Hopkins metido en la piel de Nixon son de vergüenza ajena. ¿Hubiera ganado un Oscar una actriz que tuviera la napia de la Woolf, sin necesidad de postizos? Pues no, se lo aseguro a ustedes. Por eso viva Gary Oldman, el tipo de las mil caras (con permiso de Lon Chaney) y de la ausencia de ellas (véase Hannibal).

1 comentario:

Wunderk dijo...

Buen actor, sí señor. Gracias por la entrada porque visualmente es toda una demostración de la capacidad de este tipo.