miércoles, 12 de noviembre de 2008

Juguetes sofisticados


Ahora que algunos de los miembros de la gran familia bloguera estamos un poco nostálgicos, vengo a recordarles un juguete que era lo más de la sofisticación: el Telesketch. Se lo regalaron a una de mis hermanas cuando era todo un bombazo en España. Todavía está en casa de mis padres, como todos los recuerdos de nuestra infancia, y en él tengo un dibujo que me da cosa borrar, a pesar de que ya le he echado fotos para inmortalizarlo. No es ninguna maravilla (he visto cosas increíbles en algunas páginas web), pero le tengo cariño porque se vincula a mi etapa dickensiana para variar. Avisados quedan: se me está despertando todo aquello y no les digo que no caiga alguna cosa más relacionada con esos años.

7 comentarios:

Mond dijo...

Amaba ese juguete y nunca fue mío... nunca me lo quisieron comprar, sniff, sniff.

¿Es Sydney? El dibujo es precioso, yo también tendría problemas para borrarlo.

Wunderk dijo...

¡Uauuu! Ese dibujo es una auténtica maravilla. Menos mal que ha quedado para siempre en la foto.

Yo nunca tuve una pizarra de esas, se dibujaba con la rulita ¿verdad? Con lo cual más mérito todavía porque me da que debe ser difícil dibujar ahí.

Athena dijo...

¡Sí, Mond! ¡Es él! Je, je :)

Querida Wunderk: el truco era girar a la vez las dos ruedecillas, no era difícil. Lo que nos gustaba hacer era limpiar de polvillo toda la pantalla y ver el mecanismo por dentro.

Tigretón dijo...

Yo tuve la versión en color rojo, con los botones en blanco, y la verdad que era un juguete que me encantaba (también lo conservo en mi casa de Blanca)

Y el ruidito al borrar mientras lo movías...

Athena dijo...

Esa versión la tengo yo en miniatura. Me la trajo mi hermana de NY y funciona y todo.

Antonio Rentero dijo...

Me has dejado :-O

Pq una cosa es saber dibujar tan bien como tu, pero hacerlo en ese invento del maligno llamado Telesketch...

Yo, que dibujo como si tuviera dos manos izquierdas, con el telesketch creo que nunca llegue a hacer correctamente ni un simple redondel... :-(

Wunderk dijo...

Me encanta mirar su dibujo, Athena. Estoy con Rentero, tiene un mérito enorme.

A ver si es verdad que se deja caer con más dibujos, que los disfrutamos muchísimo.