lunes, 3 de noviembre de 2008

Nancy cumple cuarenta años


Esta muñeca es un auténtico referente para mí y mis hermanas. Qué gran juguete. Recuerdo cuando la trajeron a casa, con su melena pelirroja y su conjunto formado por una camiseta fucsia, una falda del flores marrones y fucsias y un pañuelo al cuello. Y los zapatos planos, ojo. Porque a diferencia de ese engendro llamado Barbie, esta muñeca se podía poner de pie. Después vendrían Lucas, "el amigo de Nancy" según la publicidad, un chico saleroso y morenazo, con su conjunto tejano de chaleco y pantalón a juego, camisa a cuadros y botas camperas. Y Lesly, "la hermanita", con un vestido azul llamado "Cumpleaños". A mí me regalaron esta última. Más tarde todo se llenó de maravillosos complementos: vestidos de todo tipo para Nancy (tenista, traje romántico o "Nostalgia", minifaldera, ropa interior que incluía hasta una faja,...), para Lucas (un conjunto de pantalones de pana y jersey de cuello alto, gabardina, chándal, etc) y para Lesly (pijama, desmangados, pantalones y camisetas, zapatos,...). Y qué decir de los muebles de madera de Nancy y del armario y cama plegable de Lesly.

Nunca me gustó Barbie. Aparte de carísima, me parecía que vivía en un mundo tan alejado de mi realidad que me resultaba muy ajena. Además, ese universo rosa y con brillos por todos lados me daba grima, sin contar con lo minúsculo que era todo: zapatos, ropa, etc.

Con Nancy, Lucas y Lesly sí que jugamos y disfrutamos muchos años. A este trío hay que añadir todos los Barriguitas y las cosas que tenían y dos curiosidades llamadas Mocosete y Mocosín, una cucada de muñecos, sobre todo el Mocosete. Este bebé, mucho más bonito que el Nenuco, también tenía una ropa y unos complementos que eran para morirse.

Y lo dejo ya que me están dando ganas de ir a la casa de mis padres y ponerme a jugar. Porque tenerlos, todavía los tenemos, que nunca rompimos nada y no por ello nos divertimos menos.
Dedico este post a mis hermanas ;) Qué bien lo pasamos siempre juntas.

9 comentarios:

Tigretón dijo...

Nancy era la muñeca de las niñas españolas de finales de los 70 (y después). A mi hermana se la dejaron SS.MM. los Reyes Magos de Oriente, allá por un 6 de Enero del 78 ó quizá 77. Iba vestidica de azafata, aunque la acompañaban varios trajecicos estampados, abriguitos varios (incluyendo uno de piel, falsa claro), y un armario para meterlos, aparte un baulillo. Todo con las clásicas letras Nancy en plan redondeado.

A mí por mi parte esos Reyes me dejaron varios Airgam-boys, y varios Clicks de Famobil (eran distribuidos por Famosa, luego fueron de Playmobil, la casa matriz, alemana), varios cochecillos, un camión para transporte de coches, una ambulancia, y por último un Geyper Man paracaidista, con el que recuerdo jugué a "hacerle la corte" a la Nancy de mi hermana, pero ésta "le dió calabazas" (tal vez era una premonición de lo que iba a ser yo y las mujeres... je, je), y, creo que ese año, a los dos un libro de Sandokan (la serie de TV con Kabir Bedi) y otro de los Payasos de la Tele.

Mi hermana tuvo también en sus años ya adolescentes diría yo un Barriguitas, le gustaba mucho.

Debo tener por mi casa de Blanca un catálogo de juguetes de esos años 76, 77, ó 78, perteneciente a unos "conocidos grandes almacenes" (vamos, El Corte Inglés, aunque también de Galerías). Cómo me gustaría encontrarlo!! Era mi pasatiempo favorito mirarlo y remirarlo antes de Reyes!!

¡Qué diferencia a los juguetes de ahora! El otro día fuimos con mi sobrina de cuatro años a comprar un regalo para un amiguito suyo y te quedas pasmado con los juguetes de ahora, horribles, tecnológicos, faltos de "algo". Bueno, si parece que hasta la Nancy la han cambiado (y para peor, se parece a Barbie o a las Bratz esas)

Yo también conservo gran parte de los juguetes de mi infancia, y mi hermana sus Nancys (una morena y una castaña, creo), yo mis Clicks y mis Airgam Boys, mis coches, mis camiones, vehículos teledirigidos de Rico, mi barco pirata de los clicks... (si mis sobrinas no me destrozan alguno)también hemos sido muy cuidadosos con nuestros juguetes, bueno hasta mi madre tiene una Mariquita Pérez de su época (le costó encontrarla a mi abuelo lo indecible)

Tengo que ir a Blanca para revivir todo aquello, hoy me has recordado esos Reyes...

Wunderk dijo...

Athena, definitivamente eres mi bloguera favorita ¡Cuánto he disfrutado con esta entrada!

Yo tenía dos pero mi madre se las dio a una prima y no las conservo. Sí tengo tres nenucos y varios barriguitas.
Me regalaron una Nancy pelirroja en la Comunión que siempre vestía con el modelo ibicenco (vestido largo rosa con cinta de terciopelo verde). Qué fashion que era. Luego tuve una rubia con pelo rizado pero era "la mala". La pelirroja era la madre de todos los barriguitas multiétnicos. Me ponía las cintas del Dúo Dinámico de mis padres y me imaginaba culebrones en los que el amor de la pelirroja la traicionaba con la rubia y luego el otro volvía con "Perdóname", "Nadie, nadie comprenderá que nos pasó..." y "Vuelve a quererme otra vez como ayer...".

También era la época de los cómics de Esther, de los que también tenemos que hablar. ¿Os gustaban? Mira que era guapo Juanito.

He visto la Nancy del aniversario y me dan ganas de comprarla lo malo es que te obligan a adquirir ese engendro medio Bratz, como dice Tigre, que es la Nancy moderna. Es que da miedo la pobre.

En mi casa inevitable ya hay Barbies... pero, vamos, nada pero nada que ver con la Nancy.

Hay que ver lo bien que los Reyes de portaban con Tigretón, ¿eh?

Athena dijo...

Wunderk, me voy a poner colorada ;)

Ja, ja, para culebrones los que se montaban mi hermana mayor y mi prima con Nancy y Lucas.

Y qué risa me da pensar ahora en que, cuando jugábamos, esta hermana mía estaba "casada" con Hutch, el rubio de "Starsky y Hutch", y tenía tropecientos hijos, todos rubios (por supuesto) y uno de ellos era el Mocosete.
Luego está la curiosidad de que nuestro Lucas tenía un acento medio andaluz cuando hablaba. Mi otra hermana era el que lo hacía "hablar". Ja, ja, qué disparate.

En cuanto a "Esther" la conozco, pero nunca tuve un tebeo de ella. Una de mis primas sí que tenía un tomo precioso, pero era tan tiquismiquis que apenas nos dejaba cogerlo. A Juanito claro que lo recuerdo, un rubiales estupendo. Ahora Purita Campos ha retomado el personaje ya maduro, con la edad de sus lectoras de toda la vida.

Y los Barriguitas multiétnicos... yo tenía un morito monísimo, con chilaba y todo. Y la sílfide con su carroza del bosque, que era una hoja tirada por un simpático gusano amarillo y negro.

Tigretón: qué pedazo de Reyes le ponían a usted. Sí que era un niño bueno, sí...

Ayyyy..., pero qué nostálgicos nos pone el otoño...

Mond dijo...

Vengo rapídisimo a contestar tu comentario... prometo leerte con calma en la noche (horario mexicano).

No sabes lo que es la interpretación de James en A Tale... creeme que no había persona a mi alrededor que no estuviera llorando y sintiendo tan intensamente como yo esa noche.

Cuando escucho la música me estremezco y vuelvo a llorar una y otra vez recordando a cada uno de los personajes y la historia que cuentan con tanto amor. Como dicen por ahí, Dickens estaría orgulloso de que su historia se haya enriquecido con música, luces, amor y un público entregado cada noche.

Un placer conocerte... regreso.

Ramón Monedero dijo...

En 1985, Roland Emmerich ("Independence Day") todavía rodaba películas en su tierra natal, Alemania. Allí filmó en ese año 85 una película titulada "EL secreto de Joey", puede que sea una pelíula muy mediocre (desde entonces no la he vuleto a ver) pero a mi, con 10 u 11 años me hizo temblar de miedo. La película trataba sobre un teléfono de juguete que podía poner en contacto a un nió con su padre muerto yyyyyy........, con un muñeco que resucitaba y dominaba el poder de ese teléfono. Desde entonces, los muñecos y las muñecas me dan yu yu....

Tigretón dijo...

Pues la verdad es que creo que no me portaba mal

Pero es que creo que esos fueron probablemente los mejores Reyes de mi vida, o de los mejores al menos, a lo mejor estoy confundiendo regalos de años pero seguro que a mi hermana le dejaron la Nancy y a mí el mismo año el Geyperman, unos Airgam boys y unos clicks y camioncete ese con los coches y el librico de Sandokán (y no todo era de mi casa, también en casa de mis abuelos, y de mis tíos)

Ya digo yo era muy bueno, luego los regalos se fueron reduciendo en cuanto a cantidad, no sé si por la economía de sus Majestades, porque yo me volví algo más malo, o porqué...

Y otra deuda con este blog, lo del catálogo de Reyes del año 1977 ó 78... Ahí queda

Anónimo dijo...

barriguitas es la mejor muñeca del mundo.

NÚRIA dijo...

La primera foto es mía y tiene derechos de autor ;)

Athena dijo...

Gracias por la información, Núria. La quito y ya está :)