sábado, 11 de abril de 2009

No hay manera


Seguro que a algunos de los lectores de este humilde blog les ocurre lo que a mí. Me explico: creo que todo el mundo tiene un libro o una película "pendiente" que, por una razón o por otra, nunca llegan a terminar o ni siquiera a empezar. A mí me pasa con Memorias de África. Todavía no he visto esta película. Desde que tengo uso de razón, cada vez que la pasaban por la tele, tenía exámenes o no estaba en casa. Hoy me he propuesto verla en la Primera de TVE, con un par. Me he dicho a mí misma que esta vez ya era la definitiva. Pero no: el fútbol ha hecho su aparición y no he conseguido terminarla. Cuando ya se ha puesto interesante (porque miren que le ha costado arrancar), el Murcia ha empezado a jugar contra el Girona. A ver si por lo menos gana.

P.D.: la famosa escena del lavado de pelo sí la he visto. Ya es algo.

7 comentarios:

Wunderk dijo...

Pues la película está muy bien, yo la he visto varias veces. La banda sonora es tan bonita y pegadiza que a la fuerza te engancha.
También leí el libro de Dinesen, en el que digamos que se "basa" la peli.
Lo mejor es pillarla en DVD y sin anuncios.

Tigretón dijo...

¿Y la escena de la avioneta con el fondo de la música de John Barry? ¿La has llegado a ver? A mí esa escena me pone los pelos como escarpias. Yo también he visto la película varias veces (cierto que es mejor sin cortes). Esta vez no.

Y encima los "mantas" del Murcia no han ganado (¡desastre!)

Athena dijo...

Sé que existe la escena, pero no llegué. Y, como bien dice, el Murcia para matarlo.

Antonio Rentero dijo...

Debo confesar que yo tb tenia esa asignatura pendiente... hasta esa tarde sabatina.

Esa amiga especial que te pregunta por el móvil si sabes si esta tarde ponen esa peli en la tele (ni idea)... ese SMS que llega minutos después avisando que la ponen en la 1 y anunciando que se aprovisiona de kleenex... esa decision que toma uno de responder que si necesita mas kleenex, un hombro, un hombre o incluso helado que cuente conmigo... esa escueta respuesta de "el helado de chocolate, por supuesto".

Ese Renterillo que coge la moto desde la otra punta de Murcia, compra una tarrina de helado de chocolate belga y unos kleenex y se planta en la casa de la amiga (para sorpresa de esta... y del propio interfecto) y tarde de sofá, bajo la manta, viendo la peli y compartiendo chocolate y confidencias anímicas.

En fin...

Ah, la peli mu chula, por cierto.

Athena dijo...

Bueno, querido Rentero, ya ha hecho usted los deberes. Yo tendré que esperar otra ocasión...

Wunderk dijo...

¡Vaya aventura más chula, Rentero! Ideal ver así Memorias de África

Antonio Rentero dijo...

Si fue bonito, si... tanto que quizá termine siendo un capítulo más de las "Memorias sentimentales de un Gallo de Escayola"... permanezcan atentos al blog :-)