domingo, 5 de abril de 2009

Shakespeare in love


Hablaba Kal-El en su blog sobre Las seductoras como una de esas películas que, cuando se pillan haciendo zapping, se queda una a verlas. Me pasa a mí también con ella, así como con otras muchas. Una es la que ahora mismo están poniendo en Ono: Shakespeare enamorado. No sé qué tiene esta película que, incluso habiéndomela comprado en DVD, soy capaz de ponerme a verla si la pillo en la tele. Sé que a Kal-El no le gusta verla del todo porque no tiene un final feliz, pero yo me quedo con la diversión y la historia de amor, aunque ésta no pueda terminar con los protagonistas juntos para siempre. Me encanta la rivalidad de Shakespeare con Marlowe (elegantísimo Rupert Everett). Según me contó una amiga, dicen las malas lenguas que todas las obras del bardo de Stratford-upon-Avon salieron de la mano de Marlowe y en la película se deja ver un poco cómo Marlowe le va dando ideas a Shakespeare sobre su obra Romeo y Ethel, la hija del pirata, futura Romeo y Julieta. También podemos ver a John Webster siendo niño y muy amante de las escenas sangrientas en el teatro. De adulto sería un célebre autor teatral que incluiría momentos un tanto crueles y sanguinarios en sus obras.

Aparte de los elementos históricos o pseudohistóricos, me gustan otras cosas como el engreimiento de los actores "profesionales" (estupendo Ben Affleck), la manera en la que aparecen en los diálogos entre Shakespeare y Viola las frases que luego serían inmortalizadas en Romeo y Julieta, el siempre eficiente Geoffrey Rush, el ya citado Rupert Everett, el descubrimiento que supuso Joseph Fiennes (injustamente olvidado en las nominaciones a los Oscars), el toque cómico de Colin Firth con cara de cornudo toda la película, la estupenda Imelda Staunton, la banda sonora y todo el guión en general. Lo único que me chirría es que le dieran un Oscar a Judi Dench como mejor actriz secundaria porque, con lo buena que es (ya lo dije cuando vi Cranford) no se merece ganarlo por un papel tan nimio. Antes se lo doy yo por Diario de un escándalo, dónde va a parar. Pero bueno, ya sabemos que eso de ponerse unos dientes picados y salir más fea que pegarle a un padre es lo que gusta a los "académicos". Ella no tiene la culpa.

Resumiendo: esta es una de las películas que están en mi lista de preferidas. Un poquito de comedia, otro poquito de tragedia y mucho de amor.

3 comentarios:

Ramón Monedero dijo...

A mi no me dice gran cosa y más aún sabiendo las tretas del señor Weinstein para arrebatarle el Oscar a "Salvar al soldado Ryan" en la categoría de mejor película. Tela...

Athena dijo...

Cuente, cuente, que no tengo ni idea de lo que ocurrió en la trastienda...

Wunderk dijo...

Hace mucho tiempo que la vi y como dice Ramón no me dijo mucho.

También me parece una barbaridad darle el oscar a Judi Dench por unos minutos de nada... a los anglosajones se les cae la baba y pierden los papeles con la antipática de Isabel I.

Lo que mejor recuerdo es la dulzura de la Paltrow y que Joseph Fiennes, en efecto, estaba muy bien.

¿Falta de rigor histórico, maybe?