viernes, 12 de febrero de 2010

A cuento de qué

De regreso a mi casa, cuando ya había bajado del coche, me ha empezado a doler la maldita costilla, la que se me fisuró en el viaje de estudios del curso pasado. Esto va a ser cosa del frío... espero. Tengo un cabreo monumental.

5 comentarios:

Nictea dijo...

Yo supe que estaba curada del pie cuando perdí la facultad de predecir la lluvia. Espero que sea algo momentáneo.

Athena dijo...

Gracias, hoy estoy bastante mejor. He procurado no hacer esfuerzos, levantar peso (léase: mi sobrino)... Tampoco he ido a la piscina. Supongo que, en efecto, ha sido cosa del frío y la lluvia :)

Oliver dijo...

Cuídate que el frío saca todos los dolores, yo también estoy tocado de la rodilla y cuando hace frío me la empiezo a notar, saludos

Javier Moñino dijo...

Sin duda, es el cambio del tiempo y en éste caso el causante. Quizá una mala postura en el coche si ha dormido durante el viaje...

En fin, espero que se mejore.

Athena dijo...

Nada de ir durmiendo... conducía yo (regresaba del trabajo desde Cartagena).

Gracias por los deseos de mejora :)