martes, 9 de febrero de 2010

Gente que no aprende

La misma alumna petarda que el otro día me soltó la perla sobre lo que era una cañada, ha vuelto a las andadas. Primero me pregunta en el examen si esa palabra era "lo del sitio donde sirven copas", riéndose en plan tonto y, encima, me ha hecho levantarme para oír semejante idiotez. Es digna de bofetada en toda la boca. No contenta con eso, en el examen ha contribuido con una nueva aportación a la lengua española:

Cañada: el conjunto de cañerías.

Lo que yo digo: de bofetada.

9 comentarios:

Oliver dijo...

jajajajaja, pues es ingeniosa la niñata!!!!!!!

sushi de anguila dijo...

Ingeniosa??? La gente de tal calaña, carne de cañón del SEF, rezonga tranquila y feliz porque sabe que Papá Cejas nunca la dejará en la estacada, o le pagará un sueldo por evitar que tantas burradas le provoquen un trauma por su 'fracaso estudiantil', o la llevará en metafórica calesa a la cada vez más devaluada Universidad para demostrar que en esta 'España de las libertades', también existe la igualdad, que una NECIA MENTECATA puede hacer perder el tiempo y la paciencia a una serie de profesores y compañeros, y todo ello a cuenta del generoso Papá Estado... y, si la pillan copiando, a un tribunal con sus compis, a jugar a las pelis de John Grisham.... y a que le demuestren que era ella la dueña de las chuletas...

Habría que reformar la Ley de Educación, y a quién no quiera estudiar, azadón, cesto, ...y recolectar brécol...

Athena dijo...

Sé que Oliver ha querido ver el lado amable de la cosa, querido sushi :) Pero no le falta razón.

Y no me hable de lo de las chuletas, que en la clase de esta niñata robaron un examen y, como de listos tienen poco, lo hicieron tan perfecto que llegaron a aplicar fórmulas que el profesor no había explicado en clase. A todo esto, la gracia de resolver los problemas la hizo un papá, inocente él de que aquello que su querida hija (que no es la de la cañada) le daba eran ejercicios... así que el papá, ni corto ni perezoso, le hizo los deberes a la cría. Para partirse.

Nictea dijo...

Ya puede usted escribir una novela: le pone unos templarios por ahí y best seller seguro ;)

Miguel dijo...

Si es que el trabajo de profesor está muy mal pagado, lo que hay que aguantar.

Beatrice dijo...

Una vez una alumna me escribió en un examen que "Celestina era una vieja cacahueta".. hay gente pá tó...

Dammerüng dijo...

Jajaja que bueno lo de "cacahuete".No se preocupe Athenea, solo haga parecer que fue un accidente...

¿Y esto es lo que nos espera a los futuros profesores? Estudiar cinco años para esto. Vaya tela...

Dammerüng dijo...

Por cierto estoy marcando el numero de Atencion al cliente de la RAE, digo, para
que vayan incluyendo esa nueva definicion.

Tigretón dijo...

¿Estudié en el tiempo equivocado o en el lugar equivocado? Si lo que yo veía hace veintitantos años en las aulas entre profesores y alumnos... ¿qué pasaría ahora? ¿Qué pasaría ahora si un profesor dejase a un alumno a "horas extraescolares"? ¿Si llamasen a sus padres y le comentaran la actitud de su hijo? Indudablemente al profesor sería culpable, y sancionado gravemente

Se fomenta la estulticia, la gandulería y no el esfuerzo; se fomenta (desde la sociedad y desde la televisión al parecer resultante del "Consejo de Sabios" y otros medios) la falta de respeto y la incultura... Y si nos comparan con otros países en cultura y educación, bueno..., mejor que no nos comparen...

Y pensar que a los 17 años quería ser profesor de Historia... Finalmente, por varios motivos, estudié Derecho (que "tampoco va mal" en Estepaís, tanto en su legislación reciente, como en su interpretación y aplicación)