viernes, 20 de febrero de 2009

Murcianía III

Esto sigue:

El murciano no se obsesiona: tiene un tole-tole
El murciano no tiene depresión: tiene tristeza o aliacán
El murciano no empieza a hacer algo y ya no puede parar: se encana
Para el murciano no existe el Apocalipsis: existe la fin del mundo
El murciano no está muy delgado: está entresijao
Al murciano no lo mantean: le hacen las culás
En Murcia no hay días nublados: hay días nulos
El murciano no habla en voz baja: habla abonico

Aportaciones de una de mis hermanas:

El murciano no lleva ropa ajustada: va apestillao
El murciano no tiene hambre: está esmayao (o más esmayao que un gato)
El murciano no está limpio: está jaspao o recluje de limpio (ésta es mía)
El murciano no es poco serio: es un farfullero

11 comentarios:

Joseph Cartaphilus dijo...

Esto me recuerda a un viejo proyeco filológico que mi hermana y yo venimos rumiando desde hace años: el léxico idiolectal de mi abuela. Me resulta imposible recopilar en un momento el peculiar repertorio de la madre de mi padre pero, a vuelapluma, citaría los siguientes ejemplos:

- Mi abuela no usa cámara de fotos. Usa la máquina de retratar.
- Mi abuela no padece claustrofobia. Sufre astrofobia (supongo que será miedo a las estrellas).
- Mi abuela no echa dinero en la hucha. Lo mete en la alcancía.
- Mi abuela no coge el autobús. Coge el coche de línea.
- Mi abuela no se enfada. Se pone rabiosa.
- Mi abuela no desayuna. Se toma el almuerzo.
- Mi abuela no felicita la Navidad. Felicita las Pascuas.
- Mi abuela no llama por teléfono desde la cabina. Lo hace desde la garita (sic).
- Mi abuela no se da golpes. Se pega porrascazos.
- Mi abuela no se queda en su casa. Se queda encerrisconada.
- Mi abuela no toma alcohol. Toma bebida.
- Mi abuela no oye las noticias por la radio. Escucha el parte.
- Para mi abuela no he tenido privilegios por ser el nieto primogénito. Para mi abuela he chupado mucha rueda.
- Para mi abuela no soy su nieto primogénito. Soy su primer genito (sic también).
- Para mi abuela los héroes de una película no son el protagonista y la protagonista. Son el muchacho y "la ella".


Y como estos podría citar docenas y docenas. Mi abuela es así de peculiar: hay que hacer un master para entenderla, sobre todo cuando emplea palabras comodín. Verbigracia: "Nena, ¿has visto el ese de la esa?". Lo flipante es que la entiendes y sabes a lo que se refiere. Será la costumbre...

Athena dijo...

Querido Joseph: el vocabulario de nuestros mayores es increíble. Y, como bien dice usted, lo entendemos, lo que lo hace aún más maravilloso.

De sus aportaciones, la de la máquina de retratar y la del coche de línea se me pasaron por la cabeza anoche, pero hoy no me acordaba. Gracias por sus aportaciones. Una cosa: en Murcia, ser el primogénito es ser, automáticamente, el "nene". Mi padre y su hermana sólo se llaman nene y nena. Nunca los he oído decirse sus verdaderos nombres.

Mi proyecto es el de recoger las frases "comparativas", como "Eres más basto que repicar a misa con un legón (o que la paja de habas)" y cosas así.

Besos y encantada de leerle por aquí.

P.D.: ya empieza a parecerse a mahn. Ahora que usted y yo somos pareja oficial en el instituto, lo veo tan poco como a mi marido legal. Qué cosas.

Antonio Sánchez dijo...

-El murciano de Águilas no es metrosexual; es follaor.
-La murciana de Águilas no es promiscua; es loba . Si lo lleva a gala, entonces se le añade el apellido, por ej. Loba Pérez, etc...
- El murciano de Águilas no bebe ingentes cantidades de cerveza; bebe a pajera abierta.
- El murciano de Águilas no hubiera hecho esto o lo otro; lo fuera hecho.
- Al aguileño no le da vergüenza; le da helache.

Athena dijo...

Maravillosas aportaciones, querido Antonio. "A pajera abierta", otra que se me escapó.

Aquí va una nueva: en Murcia no existen las flores de plástico: existen las flores contrahechas.

Joseph Cartaphilus dijo...

Para el trabajo filológico acabo de recordar otras expresiones. Lo que ocurre con estas cosas es que no sabes si son expresiones de una ciudad, de toda la región, o incluso de tu propia familia. El caso es que:

- En Cartagena la gente no se siente empachada después de un ágape copioso; está fascosa.

- De igual modo, cuando tenemos fiebre y el cuerpo dolorido no estamos mustios; estamos embrujaos.

- Los cartageneros no nos damos cuenta de las cosas; nos coscamos.

- Los cartageneros no llevamos la camisa por fuera del pantalón; llevamos los jardares fuera.

- En Cartagena las cosas no se oxidan; se enrobinan.

- No llevamos a la gente a hombros; la llevamos a coscaletas.

- Los cartageneros no somos gandules; no tenemos ardiles.

- Los cartageneros no hacemos las cosas con prisa; las hacemos a rabo sacao.

- En Cartagena no vamos a la feria; vamos a los caballitos.

- Los cartageneros no vamos al casco antiguo de la ciudad; bajamos a Cartagena.

- Los cartageneros no envejecemos; nos volvemos carlancúos.

- En Cartagena no se pulsa el botón del telefonillo; se llama al fonoporta.

- En Cartagena las cosas no saben; echan gusto.

- Los cartageneros no somos tozudos; somos más duros que Maiquez (alusión a la estatua del mentado actor dieciochesco, sita en la Plaza de San Francisco).

- En Cartagena no hay niños revoltosos; hay guizques (dícese del aguijón de una abeja).

- Tampoco somos vagos; somos más gandules que el negro del muelle.

- En Cartagena no existe la fetidez; existe la olor a retestinao.

- En Cartagena las velas no se encienden con cerillas; se encienden con mistos.

- En Cartagena no se hacen reuniones familiares; se junta toa la jarca.

- En Cartagena no se comen albaricoques; se comen mayeros.

- Los frutos secos en Cartagena no se reblandecen; se ponen reveníos.

- Los cartageneros no orinamos improvisadamente contra una tapia; lo hacemos contra una pareta.

- Y en San Juan no encendemos hogeras; encendemos guaretas.

- En Cartagena no se mima a los hijos; se los tiene a piquico-rollo.

- Los cartageneros no nos quedamos dormidos; nos quedamos ranaos.

- En Cartagena no nos ponemos de mal humor; se nos va la follá a Canteras.


Y así se podrían citar cientos...

Athena dijo...

Sucribo los siguientes como murcianos también: llevar a coscaletas, enrobinarse, revenío, coscarse, lo de ir a los caballitos, ir a Murcia (aquí también es ir al casco antiguo), echar gusto, los mistos, orinar contra una pareta, el olor a retestinao (como el de fritanga de algunos bares o la gente que huele a sobaquillo ya viejo: olores con solera)

Variaciones: nosotros nos quedamos arranaos, hacemos las cosas a pijo sacao, nos ponemos carlancos, llevamos los faldones fuera.

Nuevas aportaciones:

Los murcianos no tenemos orinal: tenemos jarro de mear.

Las cosas resistentes en Murcia duran más que el culo de un mortero en un bancal.

Hay en Murcia cosas más viejas que el techo del Malecón (que es el cielo).

Los murcianos no tenemos columpios: tenemos aburzaderas.

Los niños murcianos no juegan a la rayuela: juegan a la coroneja.

Los murcianos no son pesaos: son cansaos.

Los murcianos no limpian el estiércol de los animales: sacan la basura.

Los murcianos no rocían la puerta: la rugian.

Los murcianos no encalan: enlucen.

Los murcianos no hacen punto: hacen molde.

Athena dijo...

Y una cosa: en Cartagena he oído yo la palabra "gernoso" (no sé si es con g o con j, la verdad).

Lsodio dijo...

Hola!!

A mi me hace mucha gracia lo del "pico-esquina" que creo que solo se dice aquí.

"No hacemos palomitas, hacemos tostones" Que no sé si está...

"No nos caemos, nos esfaramos"

"No nos duele la cadera, nos duele el anca"

"No respiramos profundo, resollamos fuerte"

Y otras que me irán surgiendo...

Athena dijo...

Bien por lo del anca y los tostones, otras dos que se me pasaron ;) Y lo que quedará, ja, ja, ja.

PhiSYS dijo...

Existe un libro publicado que he visto en Librerías y El Corte Inglés de Cartagena: DICCIONARIO CARTAGENERO "Guía de expresiones populares del campo de Cartagena" por Diego Martínez de Ojeda, editorial Corbalán.
Es una gran recopilación, del tipo que estáis haciendo aquí.
Y no, no me pagan por promocionarlo, pero me divertí tanto leyéndolo, como al ver este post, y pensé que os gustaría conocerlo si no lo conocéis ya.

Saludos

Athena dijo...

Algo me suena, sí. En Murcia hicieron uno en plan diccionario de términos, pero no sé si existe alguno sobre expresiones.

Un saludo.