lunes, 9 de febrero de 2009

Norte y Sur






Por fin terminé Norte y Sur de Elizabeth Gaskell. Esta novela no se puede abordar pensando en que vamos a encontrar una historia al estilo de Jane Austen. Aquí tiene muchísima importancia el tema de carácter social, pero no el de los libros de Austen, en donde se habla de niñas o niños bien y la necesidad de casarse con un buen partido para vivir tranquilamente. Nada de eso. En Elizabeth Gaskell el tema social es el de los enfrentamientos entre la clase obrera y los patronos de las prósperas fábricas inglesas. El título de la novela se refiere precisamente al choque entre el sur rural y el norte fabril. La protagonista, Margaret Hale, es del sur y tiene que adaptarse a Milton, la ciudad del norte a la que ella y su familia se trasladan. Allí entra en contacto con el mundo obrero, conocerá a un sindicalista y a su hija, así como al patrón de una gran fábrica, el señor John Thornton, el Mr. Darcy de esta historia. Y es que, queridos lectores, hay un cierto paralelismo entre Orgullo y Prejuicio y Norte y Sur. Margaret es, como Elizabeth Bennet, una chica inteligente y con las ideas muy claras. Tanto que es capaz de hacerle frente al frío Mr. Thornton, del que "pasa" de entrada. Tenemos, por supuesto, una declaración de amor no correspondido y el cambio de actitud posterior de la chica hacia el chico. Pero la historia entre ambos se pierde en medio de otras cosas, como la ya citada lucha entre clases o desgracias personales de Margaret. Por otro lado, conocemos los pensamientos de Thornton, cosa que no ocurre con Mr. Darcy.

El enamoramiento de Mr. Thornton tampoco me ha quedado claro. Muchos me dirán que Mr. Darcy también se declara así, de buenas a primeras. Pero he de decir que se intuía "algo". Además, sin que conozcamos lo que se le pasa por la mente, es a través de Elizabeth Bennet que vemos los cambios que se van produciendo en él con respecto a su orgullo. Y, por supuesto, la evolución de la propia Elizabeth en lo referente a sus prejuicios. En Norte y Sur, Margaret empieza a dar importancia a lo que Thornton pueda pensar de ella después de un suceso que puede dejar su reputación por los suelos, pero no veo la "chispa" necesaria para que estalle la historia de amor plenamente, no sé si me entienden. El final me parece demasiado arrebatado, aunque la propia autora se excusa por ello, echándole la culpa a los requisitos de ser una publicación semanal.

En cuanto al resto de personajes, también tenemos la versión "adaptada" de Lady Catherine de Bourgh, la temible tía de Mr. Darcy. En este caso se trata de la orgullosa madre de Mr. Thornton. El resto de secundarios no es tan delicioso como los de las novelas de Austen, porque este libro carece de algo que sí tienen las obras de aquélla: sentido del humor.

Pasemos a la adaptación más reciente a la televisión: llevo un capítulo y estoy anonadada. La primera imagen que se nos ofrece de Thornton es el de un hombre violento. Aparece pegándole una auténtica paliza a un obrero al que ha pillado fumando (con el consiguiente peligro de incendiar todo el algodón de la fábrica). Nada que ver con la novela. Y, para rematar, en el citado capítulo vuelve a mostrarse violento con el mismo obrero que viene a pedirle que lo readmita en la fábrica. Estas escenas son siempre contempladas por una pasmada Margaret. ¿Pero qué clase de héroe de historia medio romántica es ése? El fin del episodio es ya el colmo: la voz en off de Margaret (que se usa a modo de epístolas que escribe a su prima Edith, otra licencia) dice que "he visto el infierno y es blanco", en referencia al algodón que flota constantemente en la fábrica de Thornton. A la vez que se oye la voz, se ve la imagen de la sala de máquinas y Thornton por allí, de modo que, si eso es el infierno, él es el demonio. Para matarlos. Y el caso es que el reparto no está mal: Richard Armitage, el actor que hace de nuestro protagonista, tiene el punto repelente que debe caracterizar a su personaje. Sin duda, la mejor es Sinead Cusack, Mrs. Thornton, por lo que he visto hasta ahora. Ya les contaré cuando termine de verla.

(Este mismo post puede leerse en Lecturas Reunidas)

7 comentarios:

Wunderk dijo...

Me quedo perpleja con la adaptación... porque las adaptaciones de la BBC suelen ser muy fieles a las novelas. En fin, se me quitan las ganas de verla.
Para nada creo que el protagonista sea cruel, la leí hace un año pero yo lo recuerdo como un perfecto caballero y buena persona, un hombre hecho a sí mismo que no le han regalado nunca nada. Y en ese sentido, claro, no se parece nada a los terratenientes bien de las novelas de Jane Austen que viven tan bucólicamente sin problemas de dinero y sin que la gente a su servicio se les plante para reivindicar sus derechos.

Se nota que las novelas son de épocas distintas. La de Gaskell es más propia del siglo XIX.

Estoy de acuerdo con usted que el final es más precipitado y que le falta romanticismo. Y por supuesto, no tiene ese sentido del humor de las novelas de Austen... como bien dice no podemos leer la novela pensando en esta autora.

De todas formas me siento un poco culpable porque que se embarcara en esta novela, si no le ha gustado... ¿o sí ha merecido la pena? Espero que sí...

Athena dijo...

La he leído con gusto, no se preocupe. La pena es la adaptación de la BBC. Continuaré viéndola estos días, pero ya ve el mal sabor de boca que me ha dejado el primer capítulo. Un auténtico desperdicio, porque John Thornton es un personaje al que se le puede sacar bastante. Es que cuando les da por ponerse "modelnos"...

Athena dijo...

Segundo capítulo: no mejora la cosa. Los guionistas han hecho los diálogos que les ha dado la gana y siguen con el uso de las cartas a Edith para adelantar en el argumento. Por lo menos han respetado la escena de la pedrada a Margaret. Y Wunderk dirá "¡Qué menos!". Pues, para muestra, un botón: la escena de la declaración no tiene nada que ver con la del libro. ¿Se imagina alguien eliminar el "¿Ser o no ser?" de una adaptación de "Hamlet"? Pues eso mismo.
Hay licencias y licencias a la hora de adaptar. Estupenda idea el poner a Darcy en plan descuidado cuando se encuentra con Elizabeth en Pemberley (versión BBC 1995), un acierto total. Pero obviar la frase de Thornton: "Me parece que piensa que mi amor la deshonra. No puede evitarlo. Yo, aunque quisiera, no puedo librarla de él. Y no lo haría aunque pudiera". Menudo error.

Otra cosa que han hecho los guionistas en esta escena es hacer a Margaret decirle a Thornton todo lo que piensa a solas después de la declaración y eso no tiene sentido. Qué desastre.

sushi de anguila dijo...

Fantástico post "a dos manos", si se me permite la expresión, Athena y Wunderk... y lamentable esa tendencia 'progre' a desmochar las obras clásicas intentando dejar el 'sello de autor'... en fin...existen tantos y tantos ejmplos lamentables en la historia de las adaptaciones cinematográficas y televisivas...!!

Continúen informando,please....!!!

Por cierto, lo mejor es la palabra de verificación: ¡¡¡¡¡ bersersk!!!

http://es.wikipedia.org/wiki/Berserker

Athena dijo...

Tras la minimaratón de los dos capítulos que faltaban, puedo decir que los guionistas han hecho su versión de "Norte y Sur", añadiendo pasajes, diálogos, encuentros entre los protagonistas, etc, que no aparecen por ningún lado en la novela. Vamos a ver: ¿no les parecía suficientemente romántica? Pues que no la adapten y que hagan otra cosa. Han inventado, para mí, la relación entre Margaret y Thornton. El final ha querido ser tan romántico que se han pasado para mi gusto.
Recuerdo que mi hermana se quejaba de que "Orgullo y Prejuicio" (BBC 1995, por supuesto) era tan fiel a la novela que se pasaba ya. Que un besito antes de la boda no hubiera quedado mal. Pero es absolutamente sincera. Darcy es un pasmarote y un snob, y ahí está, siendo el sueño de miles de lectoras gracias a Colin Firth. Este pobre Richard Armitage está toda la serie con el ceño fruncido, pero al final ya es poco convincente. Y ella, cuellicorta y con cara de guay todo el rato. Ay, no sé... me da que ahora aprecio más la novela. A lo mejor me estoy excediendo, pero es que reinterpretar de esta manera y comerse las mejores frases... no lo veo honesto para el espectador que se va a lanzar al libro pensando en que va a encontrar ciertos pasajes que los guionistas han metido porque les ha dado la gana.

Querido Sushi: genial lo de la palabra ;)

miyoyiyo dijo...

Oh. Por dios que si le diste duro a la BBC. Yo siempre tomo una palicula como un mundo paralelo, es mas quiero que me sorprendan que den un guiro, de esa manera no estoy comparando, el mundo del libro siempre sera mejor.

Esta semana descubri N&S gracias a youtube y debo decir que me facino la miniserie, y en tres noche me ley el libro, cosa que me pasa muy pocas veces.

Es cierto que John Thornton en la miniserie empezo con el pie izquierdo y desafortunadamente lo mostraron con un aire violento que no tiene el libro, pero como espectadora que no conocia el mismo, me capturo, la actuacion, tiene la fuerza y la ternura, los cambios del tiempo y circunstacias, desde el "quien es esta mujer y que hace aqui", ella lo capturo, es màs cuando son apropiadamente presentados por el Señor Hale, su unico interes es que ella cambie de opinion sobre El, explicando sus motivos, y al final cuando esta "derrotado" por las circunstancias, su rostro supo expresar el alivio que era saber que Margareth tenia un hermano, y era el hombre del tren.

Sobre ella le creo mas el la serie que en el libro cuando se enamoro, el el libro tenemos que ver su amor, atraves de lo que no se nos dice, en que momento ella acepta que lo ama... nunca ¿se daria cuenta ella viendo el mar? ¿o atravez de analizar su deseo de que El supiera la verdad? ¿Fue antes o despues de irse de Milton? Por lo menos en la serie la vemos hablando bien de el, con Nicolas, mirandolo con interes en la boda del la hermana, hasta casi celosa de la hija del banquero en algunas expresiones, es ams cuando el le dice que cualquier apasionamiento estupido por ella se acabo y esta mirando al futuro, se nota que le dolio.

El final tiene matices acertados, 1. que ella se encontrara primero con la madre de el, era un punto para mejorar su relacion a futuro, para limar asperezas, 2. que El le entrege la flor que ella no encontro aluciendo que debio ver mejor, es una alucion a si mismo, a la relacion de los dos 3. si hubieran dejalo el final en la sala de Edith, sentiriamos lo mismo que en en libro, que nos flato un capitulo, el cambio de trenes, cierra la historia de manera perfecta, sin explicaciones tediosas, ella va a casa con el, dueña de su destino, segura de su amor.

Por ultimo debo decir que la musicalizacion es perfecta, lamentomucho que no la disfrutaras, realmente opino que la bbc le hizo justicia.

Athena dijo...

Soy la única que piensa así, pero bueno. Será cuestión de revisitar la miniserie, porque Richard Armitage sí me gusta bastante.

Saludos.