viernes, 27 de febrero de 2009

Verdades físicas


Quería hacer una entrada hablando de cosas como, por ejemplo, mi agradecimiento a la persona que hoy me ha sacado sangre, porque lo ha hecho muy bien (lo paso fatal cuando me toca), o de la invitación por parte de mis alumnos a una jornada de paint-ball cuando termine la evaluación. Pero el protagonismo lo tienen otras dos cosas que me han arrojado a la cara verdades físicas:

1º) No sé si recuerdan cuando hablé de mi atrofia física. Todo fue por hacer la pava y recordar los años en los que era capaz de hacer el pino. Pues la tontería de dolorcillo que me dio ha resultado ser una tendinitis que, si no se cura con antiinflamatorios, tendrá que ser tratada con rehabilitación y, si tampoco, con infiltraciones. Para caerse de espaldas. Ahora sí que no puedo hacer deporte. Si es que le quitan a una la voluntad.

2º) Cuando esperaba el autobús después de la visita al traumatólogo, he ligado con un borrachín de los simpáticos. El buen hombre me ha dicho que era guapa y que le gustaban las mujeres como yo, naturales y sin pintar. Esto me ha hecho plantearme una duda: se dice que los borrachos dicen la verdad, pero en Los Simpsons, durante una visita de los niños a los Jardines Duff, Bart se pone unas gafas que muestran el mundo a través de la mirada de un borracho. Y cuando se las pone ve a su tía guapísima. Uséase: ¿soy como Patty y Selma?

6 comentarios:

sushi de anguila dijo...

jajajajja...Es usted impagable!!!! Qué bien que se lo tiene que pasar MAHN cada vez que, cual Odiseo contemporáneo, retorna de sus constantes periplos al megarón familiar!!!

Yo también pertenezco a esa raza de seres con la espalda de cristal a la que le están vedados una inmensa mayoría de deportes y esfuerzos. Consuélese pensando que la Historia nos suele demostrar que, (aunque con notables excepciones) a menor contundencia física, mayor capacidad de intelecto...

Bsss y suerte con su espinal columna...

PD: Ya quisieran esos dos callos de pelo a lo Whoopi Goldberg llegarle a usted al talón... y no sólo en lo físico

Athena dijo...

Querido sushi: mi espalda, quitando la hiperlordosis, no sufrió con el pino. La tendinitis la tengo en el abductor interno o algo así. Cerca de la ingle, vamos.

En cuanto a Patty y Selma, ahora que lo pienso, es que ni en el pelo me parezco. Me quedo con lo de que los borrachos dicen la verdad. Pobrecillo, yo no iba puesta de alcohol como él y, sin embargo, le he mentido cuando me ha preguntado cómo me llamaba.

Wunderk dijo...

Definitivamente los borrachos dicen la verdad, que como dice Sushi más quisieran esas dos fumadoras compulsivas de voces impagables que "tiran de espaldas" parecerse a usted...

Kal-El dijo...

Mal de muchos...Hoy se me ha ocurrido salir por la mañana temprano a caminar a paso rápido, para hacer algo de ejercicio con las piernas, y me ha venido muy bien anímicamente. Pero ahora tengo una molestia en la zona de la cadera. Como dice usted, le quitan a uno la voluntad. Y es que son muchos meses sin hacer nada y, claro, el cuerpo lo nota. Lo que precisamente deprime son esas "notables excepciones" de las que habla sushi de anguila en las que hay un buen físico y un buen intelecto.

Tigretón dijo...

Pues yo esta mañana sí que tengo la voz muy parecida a un fumador compulsivo de esos... (menudo constipado de garganta tengo)

No te pareces a ninguna de las hermanitas, pero la única forma de ver cómo serías en Springfield es con "simpsonizeme.com" (tal como hizo mi tocayo Rentero y tiene Ramón)

Y no te preocupes Athena, hay pastillitas que hacen milagros en eso de las tendinitis, ya verás, lo sé por experiencia familiar

Antonio Rentero dijo...

Athena, mientras no fumes y te depiles las piernas lo del parecido con Patty y Selma no tiene visos de ser posible de ninguna de las maneras.