domingo, 25 de enero de 2009

De noche lobos...


...y de día perros. Que no valgo para trasnochar.

6 comentarios:

Tigretón dijo...

¿Para trasnochar? ¿O para salir de copichuelas? (Ya sabes, lo hablamos, en un tema anterior. No oír la conversación ajena, llegar a casa apestando a tabaco, etc)

Athena dijo...

En general, para trasnochar. Da igual que sea ir de copichuelas o quedarme en casa despierta hasta las tantas. El cuerpo lo tengo igual de perro al día siguiente. No sé cómo la gente puede hacer esto varios días seguidos.

Summer dijo...

Yo te veo favorecida, simplemente estas descansando

Athena dijo...

Fíjese bien: es mahn.

Ramón Monedero dijo...

Es variada, compleja y hasta discutible la am plia variedad de comentarios que se me pasan por la cabeza. Prefiero claudicar y hacer ver que no se me ha ocurrido nada que decir...

Javier Moñino dijo...

Yo una noche me puedo permitir trasnochar, pero lo que ya mi cuerpo no admite es salir dos noches seguidas... algo tan simple y que hacía antes todos los fines de semana es ahora una misión imposible. Si salgo un viernes, el sábado en casa... o viceversa.

La edad... qué se le va a hacer.