lunes, 26 de enero de 2009

Tengo el corazón partío

Esto es un no parar. Hoy, durante la comida, mahn me dice que en marzo se va a Montevideo. A todo esto, mañana se marcha a Santo Domingo y en febrero se tira una semana en ARCO. Entre un viaje y otro se va dos días a Tarragona. Bueno, lo asumo.

Después de la comida, he vuelto a Cartagena a un claustro y, por el camino, me llama mahn: le han concedido la beca en el Clark Institute. Seis meses en Massachusetts el año que viene. Una parte de mí se alegra enormemente. La otra se queda, vamos a decirlo claramente, jodida. Supongo que mahn lo entenderá.

6 comentarios:

Wunderk dijo...

Seguro que sí... ¿no te puedes ir tú a Mass.?

Ramón Monedero dijo...

Es curioso seguir tu blog y el de mahn, es una cuestión absolutamente complementaria...
En fin Athena. Y la verdad, para estas cosas soy mal consejero, si fuera tu yo estaría maquinando algun disparate para irme con mahn, cualquier disparate... Pero ahora la verdad, no se me ocurre ninguno... ¿vacaciones para ti? ¿una excedencia? ¿la fiebre tifoidea que ha tomado tu casa y hay que cerrarla a cal y canto durnte 6 meses para garantizar la cuarentena...? no se, como excusa...

Wunderk dijo...

¿Una excedencia para hacer la tesis? Sería lo ideal...

Wunderk dijo...

Sigo pensando en usted... arriba ese ánimo que aquí estamos los amigos para echarnos unas risas a costa de cara de rape y barrapájaras varias.
Un fuerte abrazo.

Athena dijo...

Veo que no les faltan ideas. Gracias por las sugerencias. Al final son cinco meses y no seis. Además: mahn dice que no serán seguidos. Yo puedo perdirme un mes sin sueldo, pero tengo que preguntar si lo puedo enlazar con las vacaciones de Semana Santa. Sería ideal.

Y gracias por los ánimos ;)

Anónimo dijo...

Pues yo lo he dicho hoy a mi mahn particular que si alguna vez tiene que irse muchos meses seguidos a hacer alguna estancia de ese tipo, que tenga claro que sólo la acepte si le dan suficiente para mantenerme a dos más, porque yo paso de quedarme aquí :( Vamos, que me voy con él. Claro que, del dicho al hecho...