viernes, 30 de enero de 2009

Espero que sigan siguiéndome

Creo que eché demasiada sal a algo que no le hacía falta. Pido perdón a Tigretón y a Ruby, los únicos que hicieron un comentario sobre algo que escribí ayer y hoy no está, y les pido también que sigan por aquí, a ellos y a los que sólo se limitaron a leer. Tanto hoy como ayer he olvidado que un blog es algo público y no sólo un lugar para desahogarse. Así que nada. Corramos un tupido velo y saquemos provecho de todo esto: de los errores se aprende.

3 comentarios:

Wunderk dijo...

No sé si lo leí, ahora no caigo... pero no se vaya a preocupar usted por eso.
Que la queremos mucho, que nos gustan mucho sus entradas y que aquí están los amigos para lo que haga falta.
Además el verificador dice hoy: "amatedne" (no sé que significa pero algo así como que nos amemos. Y punto. Una tontería y ¿qué?)

Athena dijo...

Pues gracias ;)

Tigretón dijo...

Bueno, no te preocupes. Es perfectamente entendible. Fíjate que ya me gustaría a mí escribir de muuuuchas cosas de mi profesión y sin embargo estoy obligado a guardar secreto, y es una lástima porque a veces daría para mucho...

Un abrazo y ánimo, que por supuesto que te seguiremos